De forma ampliamente mayoritaria (en proporción de dos a uno) los españoles siguen prefiriendo un sistema político pluripartidista, como el actual, a otro básicamente bipartidista, como el que estuvo vigente —con más o menos matices circunstanciales— hasta 2015, según recogen mes tras mes los sondeos de Metroscopia. Nuestra ciudadanía decidió, hace ya casi cuatro años, poner término…