Desde noviembre de 2016 a julio del 2017 el voto estimado del PP ha descendido 10 puntos: del 35.7% al 25.5%. Durante ese tiempo, Ciudadanos ha pasado del 13% al 18.8%, casi seis puntos más. Matemáticamente las cifras llevarían a una doble conclusión: Ciudadanos ha metabolizado algo menos de dos tercios de los votos “perdidos”…