La libertad para decidir si se aborta o no es una idea ya arraigada en la sociedad española que ha ido consolidándose a lo largo de los últimos 30 años. Si en 1981 ya un 57% de españoles expresaba su acuerdo con que se despenalizara el aborto (CIS, estudio nº 1.281), en 1985, año en que se promulgó la Ley de despenalización del aborto, en vigor hasta 2010, el grado de acuerdo había llegado al 65% (CIS, estudio nº 1.456). Ahora es el 75%.

Los votantes de los distintos partidos siguen la misma pauta que la sociedad en su conjunto, es decir, mayoría favorable, pero con matices: el 57% de los votantes del PP, el 86% de UPyD, el 89% del PSOE y el 93% de IU. El origen de esta considerable diferencia entre el PP y los otros partidos se halla en los mayores de 55 años, porque mientras que los votantes populares de entre 18 y 54 años no opinan de manera muy distinta al resto de la sociedad sobre el derecho al aborto, los mayores de 55 se desmarcan de la tendencia general, de forma que la proporción entre los que piensan de una manera u otra casi se iguala.

Gráfico aborto votantes PP por edad

Abortar dejó de ser un delito en 1985, a pesar de un 17% que piensa todavía que es sancionable e incluso un crimen, por lo que el debate se ha trasladado actualmente a los plazos que lo regulan por los cambios introducidos por la Ley de 2010.

La ciudadanía se divide claramente a este respecto: el 47% está a favor de un sistema de plazos —Ley de 2010— y el 43% de un sistema de casos —Ley de 1985—. La brecha entre el PP y el resto de los partidos nacionales es a este respecto mucho más amplia. Solo el 25% de los votantes del PP prefieren los plazos, frente al 61% del PSOE, el 69% de UPyD y el 73% de IU.

Aunque no todos los votantes del PP piensan de forma homogénea sobre ello. Vuelven a ser los mayores de 55 años quienes se alejan considerablemente del conjunto de la población e incluso de sus propios correligionarios. Por otro lado, al 42% de los hombres entre 18 y 34 años les convence el sistema de plazos, pero únicamente al 21% de las mujeres.

Y un dato más. También se dan diferencias entre los hombres y las mujeres votantes del PSOE. Sin duda, ellas son definitivamente partidarias de los plazos, pero en menor medida que ellos: hay una diferencia de 19 puntos entre los más jóvenes.

Gráfico despenalización aborto

El País