La percepción de los madrileños relativa al estado general de la ciudad ha experimentado una sustancial mejora en los tres últimos años. Del 36% —poco más de uno de cada tres— que la calificaba como buena en mayo del 2014 se ha pasado, según el sondeo de Metroscopia, al 56% actual, por encima de uno de cada dos. Esta mejora afecta, también, a la opinión acerca de si la ciudad está bien gestionada: el 27% afirmativo de entonces asciende hasta el 44% de ahora. Incrementos altamente significativos de 20 y 17 puntos porcentuales.

La diferencia hasta 100 en la suma vertical de porcentajes corresponde a NS/NC
* Respuesta espontánea; esta alternativa no se ofrecía en la entrevista.

Ambos están ligados al factor generacional: el 74% de los madrileños comprendidos entre los 18 y los 34 años califica como buena la situación general de la capital frente al 43% de los mayores de 65 años, una diferencia de 31 puntos que se reduce a 18 a la hora de evaluar la gestión: el 57% de los más jóvenes piensa que está bien gestionada frente al 39% de los mayores. La brecha generacional opera con claridad a favor del gobierno municipal que tiene en los jóvenes a su mejor valedor.

Un cambio en la cabeza de alto valor simbólico

El sondeo se ha llevado a cabo en un momento político especialmente poco favorable para el Partido Popular: ingreso en prisión de Ignacio González, antiguo Presidente de la Comunidad de Madrid y dimisión de Esperanza Aguirre como portavoz del PP en la corporación municipal. En ese contexto adverso, el voto hacia los populares en la ciudad de Madrid sufre una notable caída que se cifra en algo más de 10 puntos en la estimación de voto (del 34,6% en el 2015 al 24,2% de ahora) y en 6 concejales, de los 21 de entonces a los 15 que les otorga el sondeo.

La brusca caída del PP beneficia en exclusiva a Ciudadanos que gana, con precisión matemática, lo que pierden los populares: sus 10 puntos de subida (del 11,4% al 21,4%) se traducen en 6 concejales más. El sondeo pone de manifiesto un dato relevante: la capacidad de Ciudadanos para atraer hacia sí el voto del PP (falta por saber si, a la hora de la verdad, cierta). Parece, pues, existir un espacio común de confluencia donde el voto descontento de los populares encuentra cobijo sin que se produzcan alteraciones significativas en la correlación izquierda-centroderecha.

El cambio fundamental en el mapa político de la ciudad no se produciría, pues, en el modelo —la izquierda mantendría sus 29 concejales, con uno más el PSOE en detrimento de Ahora Madrid, y el centro derecha sus actuales 27— sino en las posiciones dentro del tablero. Ahora Madrid se situaría con claridad en la cabeza con cerca de 8 puntos de distancia respecto al segundo y el PSOE pese a ganar un concejal, pasaría de tercero a cuarto. Un cambio política y simbólicamente decisivo.

La recomposición en el espacio del centroderecha aproximaría sustancialmente, además, al Partido Popular y a Ciudadanos, cuya distancia se vería reducida a menos de 3 puntos y a sólo 2 concejales. En 2015, el PP triplicaba en votos (34,6% frente al 11,4 %) y en concejales (21 frente a 7) a Ciudadanos. La diferencia es, como se ve con claridad, notable.


NOTA IMPORTANTE: El presente Cuadro es resultado de un ejercicio de simulación efectuado por METROSCOPIA. La intención directa de voto obtenida en el sondeo (recogida en la quinta columna) ha sido sometida a los procesos de refinamiento y depuración usualmente utilizados para la mejor interpretación de los mismos. Conviene recordar que se trata tan solo de un ejercicio de estimación y que su objetivo no es en modo alguno predecir un resultado electoral, sino tratar de traducir —en términos de votos emitidos— el estado de opinión actualmente existente entre el electorado.
La Intención Directa de Voto es la respuesta espontánea dada por cada persona entrevistada al preguntarle por el posible sentido de su voto en unas hipotéticas inminentes elecciones.

El liderazgo de Manuela Carmena

Manuela Carmena tiene entre los madrileños un conocimiento casi universal y el 80% recuerda correctamente su nombre de forma espontánea. Sus dos competidoras actuales, tras la dimisión de Aguirre como portavoz de los populares en el Ayuntamiento, presentan un nivel de conocimiento significativamente menor: a Begoña Villacís, la líder de Ciudadanos en la capital, afirman conocerla el 58% de los madrileños, y a Purificación Causapié, portavoz de los socialistas, el 51%.

La diferencia hasta 100 en la suma vertical de porcentajes corresponde a NS/NC

El 54% de los madrileños aprueba a Manuela Carmena frente al 44% que la desaprueba. Obtiene, pues, un saldo favorable de +10 puntos. Pero su aprobación sube hasta el 65% en el segmento de los comprendidos entre 18 y 34 años. La evaluación positiva a Manuela Carmena se extiende a todas las categorías de edad y profesionales (los que trabajan, los parados, los jubilados y los estudiantes) con la excepción de las amas de casa, entre las cuales son más las que desaprueban su actuación que quienes la aprueban: 60% frente a 38%. Nos hallamos, por tanto, en presencia de un liderazgo de relativo perfil transversal que se acentúa en clave juvenil e ideológica porque a la aprobación del 92% de los votantes de Ahora Madrid se suma el 68% de los electores socialistas. Todo parece indicar que la mayor fortaleza de la marca Ahora Madrid reside, precisamente, en la capacidad de proyección de su líder, Manuela Carmena.

Los líderes sometidos a evaluación aparecen ordenados de mayor a menor saldo aprobatorio ciudadano; en las entrevistas fueron mencionados de forma rotatoria.
*Saldo evaluativo: la diferencia entre los porcentajes de los ciudadanos que aprueban y desaprueban la gestión de cada líder sometido a evaluación.

Frente a ella, Villacís obtiene una evaluación mucho más favorable que Causapié, no sólo en términos de saldo global (+1 Villacís frente al -15 de Causapié) sino también en la consideración de su propio electorado: apenas el 20% de los votantes socialistas aprueban a Causapié frente al 50%, que entre los electores de Ciudadanos aprueban a Villacís. Restan aún dos años de mandato municipal, pero, excepción hecha de Carmena, la personalización eficiente de los liderazgos para proyectar con éxito las marcas se antoja un difícil desafío para todos los grupos políticos.

Ficha técnica.- Sondeo de 600 entrevistas llevado a cabo mediante entrevistas telefónicas a personas mayores de 18 años residentes en el municipio de Madrid y con derecho a votar en elecciones municipales. Se han aplicado cuotas de sexo y edad. Según los criterios del muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (que es el habitualmente adoptado) y en la hipótesis más desfavorable de máxima indeterminación (p=q=50), el margen de error es de ± 4.1puntos. La recogida de información y el tratamiento de la misma han sido llevados a cabo íntegramente en Metroscopia. Fecha de realización del trabajo de campo: entre los días 24 y 26 de abril de 2017.