Ciento cinco días después del 20D, el resultado de unas probables elecciones sería —con algún matiz relevante y si se celebrasen hoy— muy semejante al de entonces: el PP volvería a ser la formación más votada con el 27,7% de los votos (un punto menos que en diciembre) y el PSOE, con el 21%, quedaría a la misma distancia que entonces (6,7 puntos). La diferencia ahora sería, por un lado, el sorpasso de Ciudadanos a Podemos que con el 18,8% del voto (4,9 puntos más que el 20D) superaría en 2,9 puntos a la formación de Pablo Iglesias que obtendría el 15,9% de votos. Por otra parte, Unidad Popular casi duplicaría su anterior resultado, pasando del 3,7% al 6,9%. En la estimación realizada se ha partido de un nivel de participación prácticamente igual al del 20D (73%) y se ha supuesto que las formaciones en liza serían exactamente las mismas que en diciembre, es decir, el voto atribuido a Podemos incorpora el referido a las llamadas confluencias.

estimación

Situación de las cinco principales fuerzas políticas

Partido Popular. A pesar de ser el partido al que un mayor porcentaje de ciudadanos (85%) acusa de pasividad en estos tres últimos meses, el PP se aproxima gradualmente al resultado logrado en diciembre. La explicación se encuentra, en gran medida, en la solidez de la propia marca PP que sale indemne de los casos de corrupción en los que algunos de sus dirigentes, e incluso la propia formación, aparecen imputados e investigados.

Los votantes populares expresan un apoyo manifiesto a la labor de Mariano Rajoy: el 82% aprueba su gestión y el 17% la desaprueba. Entre estos, el saldo evaluativo de Rajoy es de +65 puntos (una valoración positiva de los propios votantes de un partido que solo es superada por Albert Rivera con un +72). La paradoja se encuentra en que la mitad de los votantes del PP (48%) desearía que el actual Presidente en funciones no fuera candidato en el caso de repetirse elecciones. Una división de opiniones que no se refleja en la percepción que el electorado popular tiene sobre la cohesión de su partido: el 72% lo ve como una formación más bien unida que desunida.

union y desunion

Partido Socialista. Por su parte, el partido de Pedro Sánchez estaría ahora un punto por debajo del resultado conseguido hace tres meses y —en unas supuestas elecciones— lograría el 21% de los votos. La generalizada —y, sobre todo, mantenida— sensación de desunión que el PSOE transmite le puede estar restando confianza dentro del electorado: el 66% de la población general lo percibe como un partido desunido, algo que también corrobora la mitad (47%) de sus propios votantes.

Los esfuerzos del líder socialista por hacer posible un nuevo gobierno y resituar al PSOE en la centralidad de la escena política, no se están viendo recompensados con un mayor (o igual) apoyo al que, su gestión, tenía hace un mes. Parece predominar una cierta decepción por la falta de éxito en su investidura y, entre sus votantes, su saldo evaluativo es ahora de +50 puntos cuando, hace poco menos de 30 días, era de +77. Con todo, para el supuesto de unas nuevas elecciones, tres de cada cuatro votantes socialistas desearían que Sánchez fuera de nuevo candidato del PSOE.

lideres

Ciudadanos. El sondeo realizado señala que C’s podría dar la sorpresa y se situaría tercero por delante de Podemos. Se estima que tendría el 18,8% de votos (similar al que se le supuso una semana antes del 20D: 18,2%), una diferencia de 4,9 puntos superior al resultado que finalmente obtuvo (13,9%). C’s parece ser, con claridad, el partido que en este momento más amplia simpatía despierta:

  • Su líder, Albert Rivera, es desde hace meses el mejor evaluado: +22 puntos; es la formación que, de forma masiva (83%), se percibe como más unida; y la que en mayor porcentaje (49%) se señala como la que más se está esforzando por llegar a acuerdos.

Facilidades

La formación naranja parece estar en condiciones de atraer ahora a un mayor porcentaje de los electores que hace tres meses se abstuvieron. Si —en unas nuevas elecciones— se confirmasen finalmente estas expectativas, el actual reparto de escaños entre C´s y Podemos podría invertir su distribución.

Podemos. La formación encabezada por Pablo Iglesias, a diferencia de lo que se auguraba a comienzos de año cuando pareció estar en condiciones de adelantar al PSOE, ahora no solo quedaría claramente por detrás de este sino que, con el 15,9% estimado, se vería relegado a cuarta fuerza política. La pérdida de apoyos parecería deberse, en parte, al creciente desgaste de la imagen de su líder: Pablo Iglesias —entre el conjunto de la población— logra saldo evaluativo claramente negativo (-38 puntos). Esta valoración es la más baja que, entre los suyos, obtienen los líderes las principales fuerzas políticas si bien entre los de Podemos el saldo es positivo (+37).

Valoracion lideres

Los líderes sometidos a evaluación aparecen ordenados de mayor a menor saldo aprobatorio ciudadano; en las entrevistas fueron mencionados de forma rotatoria. *Saldo evaluativo: la diferencia entre los porcentajes que aprueban y desaprueban la gestión de cada líder sometido a evaluación. No se ha incluido el saldo evaluativo entre votantes de UP/IU ya que no tiene una base suficientemente representativa.

Si bien hace un año Podemos tocaba techo y transmitía la sensación de ser una formación unida entre sus votantes (87%), en este momento solo inspira esa impresión al 56%. Junto con el PP es, por un lado, el partido al que un mayor porcentaje de españoles (75%) atribuye una implicación más escasa en el desbloqueo de la actual situación; y por otro, al que una mayor proporción (44%) dice que no votaría en ningún caso (respecto del PP esto mismo lo dice el 56%).

En este momento, Podemos es la formación que registra una más baja fidelidad de voto (entendida esta como proporción de anteriores votantes que indican su intención de volver a darle su voto). El 16% de sus anteriores votantes se muestra ahora dispuesto a votar a Unidad Popular.

Unidad Popular. El liderazgo de Alberto Garzón es el único que, junto con el de Albert Rivera, obtiene un saldo positivo (+12) en la valoración de líderes por parte de los españoles. De producirse unas nuevas elecciones generales, la formación que encabeza Garzón muestra una evolución inversa a la de Podemos en cuanto a posibles apoyos electorales se refiere: el 6,9% de los votos estimados duplicaría, prácticamente, su resultado de diciembre (3,7%).

Una hipotética confluencia entre Podemos y UP tendría (en este momento) un efecto impredecible en el tablero electoral al no haber sido planteado por los protagonistas. Sin embargo, al margen de lo que los respectivos líderes pudieran llegar o no a acordar, los votantes de ambas formaciones se muestran ampliamente favorables a esa conjunción: más, en todo caso, entre los votantes de Podemos (84%) que entre los de Unidad Popular (60%).

iu

Frustración y decepción de la ciudadanía

lo mejor

La práctica totalidad de la ciudadanía (94%) expresa su descontento con la coyuntura política, mucho más que con la económica (77%). Se trata de una cifra récord desde que se dispone de datos comparables que resulta muy sintomática de la frustración de los españoles ante la actual situación política, que consideran que está peor que nunca. Ese querer y no verlo posible de la ciudadanía también se refleja en el hecho de que, mientras que una amplia mayoría ciudadana (64%) considera que lo mejor para España en estos momentos sería que los partidos cedan todo lo que sea necesario para que sea que creeposible formar un gobierno, el 76% cree que las nuevas elecciones son inevitables.  Además de la frustración, la generalizada decepción que produce el hecho de que los partidos estén siendo incapaces de llegar a un acuerdo para desbloquear la actual situación se focaliza en la actuación del PP (al que el 85% de los españoles reprocha no estar esforzándose lo suficiente por llegar a acuerdos) y de Podemos (al que el 75% dirige ese mismo reproche).

MultipartidismoPese a la decepción y a ver frustradas sus expectativas respecto a la inmediata formación de un nuevo gobierno, los españoles se reafirman en su preferencia por un sistema multipartidista como el emanado de las elecciones del 20D: lo dice así el 70% frente al 27% que preferiría la vuelta al bipartidismo.

Así las cosas, la ciudadanía parece estar orientándose en cuanto a sus alineamientos políticos en clave preelectoral, dando ya por descontadas las cuatro semanas que quedan hasta el 2 de mayo.

 

Consulte los datos al completo de la encuesta CLIMA SOCIAL ABRIL 2016- El cuestionario, en formato “.pdf”. Los resultados generales, en formato “.pdf”. El fichero de microdatos. El fichero de sintaxis, en formato “.sps”.
FICHA TÉCNICA: Sondeo efectuado mediante entrevistas telefónicas a una muestra nacional de personas mayores de 18 años. Se han completado 1.200 entrevistas, estratificadas por la intersección hábitat/Comunidad Autónoma y distribuidas de manera proporcional al total de cada región, con cuotas de sexo y edad aplicadas a la unidad última (persona entrevistada). Partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (que es el habitualmente adoptado) y en la hipótesis más desfavorable de máxima indeterminación (p=q=50), el margen de error de los datos referidos al total de la muestra es de ± 2.9 puntos. La recogida de información y el tratamiento de la misma han sido llevados a cabo íntegramente en Metroscopia. Fecha de realización del trabajo de campo: entre los días 28 y 30 de marzo de 2016.