Nadie sabe, quizá solo el presidente Rajoy, cuándo se celebrarán finalmente las próximas elecciones generales, pero si estas tuvieran lugar ahora, de manera inmediata, el PP sería el partido más votado con un 23 % de los votos válidos, seguido muy de cerca por el PSOE con un 22.5 % y, en tercer lugar, por Podemos con un 21.5 %. Un empate a tres que, con mínimas alteraciones, viene registrando el Clima Social desde la oleada publicada el pasado mes de marzo. La única variación apreciable con respecto a recientes sondeos afecta al cuarto actor político protagonista: Ciudadanos.

El partido liderado por Albert Rivera parece volver a coger fuerza después de la caída de apoyos electorales detectada en la oleada del pasado mes de junio. Todo parece indicar que ese fue un bache concreto y puntual achacable, sobre todo, a la campaña electoral que Ciudadanos desarrolló de cara a las elecciones municipales y autonómicas del pasado mes de mayo y a los discretos resultados que obtuvo en ellas. Una vez que se han conformado los gobiernos locales y la mayoría de los autonómicos y que el foco de atención se sitúa, de nuevo, en la política nacional, Ciudadanos vuelve a crecer y a acercarse a sus tres directos competidores.

La participación electoral estimada —72 %— es prácticamente idéntica a la que hubo en los comicios de 2011 (votó el 71.7 %).

bar jul 2015 2En esta oleada, con respecto a la del mes de junio, se percibe una bajada generalizada de la evaluación ciudadana de los principales líderes políticos españoles. Entre el conjunto de la población, solo Rivera logra un saldo evaluativo positivo (más aprobaciones que desaprobaciones) pero sustancialmente inferior al de hace dos semanas: de +12 puntos pasa ahora a +7. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el líder de IU, Alberto Garzón, pasan de tener ambos un saldo evaluativo positivo de +7 y +4 puntos respectivamente a uno negativo ahora: -21 y -19 puntos respectivamente. E líder de Podemos, Pablo Iglesias, incrementa su saldo negativo de -11 a -32. El presidente Rajoy obtiene un saldo negativo de -48 puntos (hace 15 días era de -44)y la lideresa de UPyD, Rosa Díez pasa a ser —probablemente por primera vez desde que encabeza este partido— la peor evaluada con un saldo de -51 puntos.

En tiempo electoral (inmediatamente antes o después de unas elecciones) los votantes de cada partido propenden a cerrar filas en torno a sus respectivos líderes. Pasado ese momento álgido, los apoyos tienden a relajarse algo: de ahí que ahora, un mes largo después de las últimas elecciones, todos los líderes de los principales partidos registren entre sus propios partidarios saldos evaluativos más bajos que a primeros de junio. En el caso concreto de Pedro Sánchez ocurre además algo más: su saldo evaluativo entre el conjunto de la población (y no solo entre los votantes socialistas) experimenta una importante caída. De +1 en junio pasa ahora a -21: 22 puntos de diferencia.

conocimientojulio

Un análisis más detallado de los datos del sondeo permite entender con claridad qué es lo que ocasiona esta aparente pérdida de popularidad del líder socialista. Sencillamente, con sus palabras, gestos y propuestas de estas últimas semanas parece haber inquietado seriamente a una parte importante de los votantes de PP y Ciudadanos que, a primeros de junio, se mostraban más bien benignos a la hora de evaluarle. Entre los votantes del PP, Pedro Sánchez conseguía hace un mes un saldo levemente negativo: – 11; ahora en cambio es mucho más severo: – 52. Entre los votantes de Ciudadanos el saldo positivo de +2 que registraba en junio se ha tornado ahora en clara crítica: -37.

En todo caso, de los cuatro principales candidatos a la presidencia del Gobierno en las próximas elecciones generales, Sánchez es el líder que:

• Sabría pilotar mejor la reforma de la Constitución, de modo que resultara aceptable para el mayor número de españoles: así lo piensa un 25 % frente a un 18% que señala a Iglesias, un 18 % a Rivera y un 16 % a Rajoy.

• Tendría más capacidad de dialogar y pactar con quienes no tienen sus mismas ideas: 27 % (empatado con Rivera y por delante de Iglesias —19%— y Rajoy —10 %—).

• Sería, en conjunto, un mejor Presidente del Gobierno de España: 25 %, por delante de Iglesias, Rivera y Rajoy (los tres mencionados por un 17 %).

En la única de las cuatro cualidades por las que se ha preguntado en este sondeo en la que Sánchez no queda por delante del resto de líderes es en la capacidad de reducir las desigualdades de nuestro país. Ese puesto le corresponde a Pablo Iglesias: es mencionado por un 31 % de los ciudadanos frente al 21 % que menciona a Sánchez, el 14 % a Rivera y el 11 % a Rajoy.

Cuadro4

Grecia

En cuanto a la actual negociación que están llevando a cabo el Gobierno griego y el Eurogrupo, son claramente más los españoles que se posicionan del lado de este último. Un 43 % considera que tienen más razón los planteamientos esgrimidos por los ministros de Economía y Finanzas de los Estados de la Unión que los de Tsipras (25 %). Solo los potenciales votantes de Podemos dan mayoritariamente la razón al Gobierno griego: 67 % frente a un 8 % que se la da al Eurogrupo.

En todo caso, la mayoría de los españoles piensa que si Grecia quedara finalmente fuera del Euro no sería bueno ni para la economía del país heleno (así lo cree un 55 %) ni para el conjunto de la Unión Europea (64 %). De nuevo, solo los potenciales votantes de Podemos manifiestan una opinión discordante con el resto del electorado español: si bien dos de cada tres (66 %) creen que la salida de Grecia de la moneda europea perjudicaría a Europa, prevalecen, por el contrario, quienes consideran que con su salida la situación económica de este país mejoraría a medio y largo plazo (46% frente a 36 %).

GreciajulioEl País