La confianza institucional, entendida como el grado de aprobación del funcionamiento general de las instituciones en una sociedad democrática por parte de la ciudadanía, tiene en España un claro carácter ideológico. Si la confianza media global es en nuestro país del 55%, entre quienes votan al PP es del 67% y entre quienes votan a Unidos Podemos es del 45%. Cuanto más conservador, más proclive a tener un perfil pro orden institucional y cuanto más progresista, más propenso a la crítica o al rechazo del orden institucional. En el centro ideológico y sus aledaños, la confianza no es muy diferente a la media nacional (Ciudadanos 57%, y PSOE, 55%).

Ahora bien, no en todas las áreas institucionales se reproduce esta división ideológica. En España, como se observa en otros países, existen algunas zonas de consenso en donde el respaldo de la ciudadanía es tan mayoritario como transversal. Son básicamente dos:

  1. Instituciones educativas y científicas (investigadores, profesores y universidades)
  2. Instituciones asistenciales (sanidad pública, servicios sociales, ONG, etc.)

Profesionales de la medicina y de la investigación científica son los dos referentes institucionales más relevantes. El respaldo de su labor es prácticamente universal (95%), por lo que la confianza no entiende aquí de ideología, edad o sexo. En ellas descansa, mejor que en ninguna otra profesión, la garantía de los servicios protección y progreso en un Estado del bienestar.

En el lado contrario, las instituciones políticas, las económico-laborales así como la Iglesia católica, son las que se llevan la peor parte. Cabe destacar que políticos (13%), banqueros (15%), sindicalistas (23%) y obispos (24%), son quienes gozan de menos apoyo entre el conjunto de la ciudadanía. Y aquí, el componente ideológico sí entra en escena. El electorado del PP se convierte en el principal sustentador del funcionamiento del sistema político, del económico-laboral y del eclesiástico, ya que es el único grupo de votantes en el que la confianza supera la desconfianza en estos tres pilares institucionales (el 57%, el 52% y el 63% los aprueban, respectivamente). Entre votantes de C’s, PSOE y UP, este triángulo institucional solo encuentra apoyos globales del 36%, 31% y 21%, en cada partido.

confianza_partidos

De media, el votante del PP no baja del 50% de aprobación en ninguna de las ocho áreas institucionales que se señalan en este estudio. La dispersión de su confianza es la más reducida: 42 puntos porcentuales, desde el 52% que le otorga a las instituciones económico-laborales hasta el 94% que le confiere a las instituciones de seguridad. En este sentido, es significativa la diferencia de aprobación de la policía, la guardia civil y las fuerzas armadas que, aun siendo el segundo espacio institucional de mayor confianza, agrupa por un lado a votantes del PP (94%), C’s (91%) y PSOE (84%) y por otro a votantes de UP (65%). La dispersión de la confianza en los otros tres electorados es de 55 puntos porcentuales en el caso del PSOE, 58 en el de C’s, y 64 en el de UP.

Por último, mención especial requieren las pymes y el rey Felipe VI. Pese a que se trata de instituciones comprendidas dentro de las áreas peor evaluadas entre la ciudadanía, registran una confianza muy superior a la media: 84% y 71%, respectivamente. En el caso de las pymes, la alta aprobación es muy similar en los cuatro electorados. Sin embargo, la institución monárquica representada por Felipe VI agrupa de nuevo a votantes de PP (93%), C’s (88%) y PSOE (79%), quedando los de UP como los más críticos con el monarca (le aprueba el 43%).

 

FICHA TÉCNICA: Este Informe condensa los datos obtenidos en una secuencia de tres sondeos consecutivos sobre muestras estadísticamente representativas de la población nacional: realizados entre los días 7 y 30 de noviembre de 2016, se han completado 3.500 entrevistas y un margen de error para datos globales de +1.7 puntos La recogida de información y su tratamiento informático han sido llevados a cabo íntegramente por el personal especializado de Metroscopia.