Un votante del PP tiene de media 55 años, nueve años más que uno de Ciudadanos (46). La disputa por el electorado de centro derecha entre ambos partidos el próximo 26J mantendría pues los tintes generacionales del pasado 20D: mientras que la formación de Albert Rivera registra la mayor implantación entre votantes de mediana edad (de 35 a 54 años), la de Mariano Rajoy entre la gente mayor (sobre todo de 65 años en adelante).

De alguna forma, el adelantamiento de Ciudadanos al PP ya se ha producido: el partido naranja cuenta entre sus filas con más votantes jóvenes y de mediana edad que el PP. Sin embargo, los populares custodian el volumen más amplio de electores de edades avanzadas, quienes supondrían más de la mitad de su total de votos en estos momentos (53%).

pp_cs_02

Ahora bien, si se tiene en cuenta la demografía del censo electoral español (donde el peso del electorado mayor es casi el doble que el del electorado joven) y la desigual proclividad a participar en las elecciones (cinco puntos más alta entre los votantes mayores —70%— que entre los jóvenes —65%—), el sorpasso de Ciudadanos al PP entre las otras generaciones se antoja más dificultosa.

Eso sí, la perspectiva de la brecha generacional no solo se trata de una cuestión cuantitativa sino evidentemente cualitativa. El mayor éxito de Ciudadanos entre las generaciones de menos de 55 años se explica, entre otras cosas, por el propio perfil de estos votantes. El atractivo político del partido naranja se observa en mayor medida entre quienes tienen un trabajo remunerado y el del PP entre personas jubiladas o pensionistas. De hecho, el peso que esta población pasiva tiene en el PP (33%) es más del doble que el que tiene en Ciudadanos (16%); y el de la población trabajadora (34%) es 17 puntos porcentuales menos (51%).

pp_cs_03

¿Y por qué los jóvenes ya no votarían al PP? El desinflamiento de los populares entre los jóvenes es sustancial pero, eso sí, no es completo. Una razón parece estar en el indicador de posicionamiento ideológico: Rajoy conseguiría conservar al electorado joven situado más a la derecha, para el que hoy por hoy Ciudadanos no resulta una candidatura atrayente. Quienes votarían a Ciudadanos se ubican ideológicamente en un centro ligeramente inclinado a la derecha (5.4 en la escala ideológica 0-10, donde 0 es extrema izquierda, 5 el centro y 10 extrema derecha) mientras que quienes lo harían por el PP se ubican en el espacio ideológico de la derecha (6.6).