Izquierda Unida resistió el vendaval de Podemos en 2015, lo que le permitió obtener un modesto pero significativo resultado el pasado diciembre. Hoy, la formación dirigida por un líder en su mejor momento, Alberto Garzón, resurge aprovechando el descontento de una porción del electorado morado. Si mañana hubiera elecciones generales, IU podría repetir el resultado que alcanzó en 2011 y casi duplicaría el de 2015. Eso sí, sus votantes se muestran algo divididos ante la posibilidad de una coalición con el partido de Pablo Iglesias, quien está peor evaluado que Garzón entre los propios votantes podemistas.

Uno de cada diez electores (13%) que dio su voto a Podemos el 20D, se inclinaría en este momento por Izquierda Unida. Esta fuga es una de las claves principales de este resurgir de IU, que conseguiría el 6.7% de los votos si las elecciones fueran hoy. Pero también es destacable el ascenso de la figura de Garzón: le aprueba la mitad de la población española (51%), cuenta con un respaldo casi unánime entre su electorado (91%) y es ampliamente mayoritario entre el de Podemos (80%).

iu04

La cuenta atrás hacia la convocatoria automática de elecciones si no hay acuerdo de gobierno está quemando los últimos días y es difícil evitar preguntarse ahora sobre una hipotética coalición entre Podemos e Izquierda Unida. No tuvo éxito la primera vez pero, ¿lo tendría en un hipotético segundo intento?

De repetirse las elecciones, la predisposición positiva ante esta coalición entre quienes votarían a IU es amplia (60%), pero uno de cada tres (37%) se muestra a priori reacio a la misma. No obstante, si ese acuerdo se hiciera realidad, contaría por ahora con un 82% del total de sus votos. Solo un 12% dice que en ningún caso votaría esa posible coalición.

La opinión de quienes votarían a Podemos es más rotunda: dos de cada tres (76%) vería bien esta coalición y prácticamente todos la votarían (90%).

Aún es muy pronto, pero las consecuencias electorales de este hipotético acuerdo —si es bien recibido— podrían ser significativas: evidentemente en votos y, teniendo en cuenta la incidencia del sistema electoral, sobre todo en escaños.

iu03