Amplio rechazo a unas terceras elecciones

En proporción casi de tres a uno (71%/27%) los españoles se muestran contrarios a unas terceras elecciones como forma de resolver la actual situación política. Entre las alternativas para evitarlas, solo una recibe un claro apoyo ciudadano (58% a favor, 38% en contra): la abstención del PSOE para hacer posible un gobierno en minoría del PP. La opinión pública nacional se divide en dos (48% a favor, 48% en contra) respecto de un hipotético acuerdo de gobierno entre PSOE y Podemos con el apoyo o la abstención de Ciudadanos. Y la posibilidad de un pacto de gobierno entre PSOE, Unidos Podemos con el apoyo o abstención de los partidos nacionalistas suscita el apoyo del 41% y el rechazo del 56%.

Cuadro 1 Terceras elecciones

Cuadro 2 Evitar terceras elecciones

Cuadro 3 Estaría a favor de

Entre el electorado socialista, el rechazo a unas nuevas elecciones está incluso más extendido que entre el conjunto de la población nacional, pero sus actitudes respecto de las hipotéticas opciones para evitarlas no son coincidentes. La preferencia de los votantes socialistas para desbloquear la actual situación sería un Gobierno entre PSOE y Unidos Podemos presidido por Pedro Sánchez y con el apoyo o la abstención de Ciudadanos, que contaría con el apoyo de un 70% (frente a un 25% que no la apoyaría). La segunda posible opción (un Gobierno entre PSOE y Unidos Podemos presidido por Pedro Sánchez con el apoyo o abstención de los nacionalistas), consigue un apoyo más reticente (53% a favor, 41% en contra).

Por último, la opinión de los votantes socialistas en cuanto a una abstención de su partido en una hipotética nueva investidura de Mariano Rajoy ha dado un vuelco a lo largo del verano: en el mes de julio un 58% estaba a favor y ahora solo un 43%, mientras que el rechazo lo mostraba entonces un 35% y ahora, con el 50%, es la postura mayoritaria.

El estado de ánimo ciudadano: entre la decepción y la vergüenza 

Decepción, engaño, malestar, indignación, cansancio y vergüenza son los epítetos que escoge el 82% de los españoles para definir su estado de ánimo ante la actual situación política del país.

Cuadro 4 Pensamiento sobre la política española

Estas respuestas se han obtenido de una pregunta abierta[1] que no contenía sugerencia o estímulo previo alguno. Cabe destacar tres hechos significativos:

  • La masiva respuesta, (contesta el 97% de las personas entrevistadas, algo totalmente excepcional en una pregunta que requiere una reacción espontánea e inmediata);
  • La coherencia de las distintas respuestas obtenidas, que cabe agrupar en campos semánticos que prácticamente se solapan;
  • La práctica inexistencia de respuestas hirientes, ofensivas o vejatorias para alguna figura o institución política.

El malestar ciudadano, extendido e intenso como es, dista así mucho de buscar cauce en un colérico e indiscriminado cuestionamiento del actual sistema democrático, o en un apoyo generalizado a actitudes rupturistas/populistas.

La opinión ampliamente dominante es que los males que aquejan a nuestra vida pública proceden del modo en que actúan y desempeñan sus funciones los representantes políticos y no de la forma en que está organizado nuestro sistema democrático (58%/20%). Para un 22% adicional las culpas están repartidas entre políticos y sistema[2].

Cuadro 5 Ante la situación politica

Desde antes ya de las elecciones generales de diciembre de 2015, los españoles se han venido decantando, en proporciones invariables (dos a uno: 67%/30% en el actual sondeo) en favor de un esquema multipartidista frente al anterior esquema bipartidista. El prolongado bloqueo institucional resultante del tránsito de un modelo a otro no ha mellado en nada esta preferencia (que solo es minoritaria entre los votantes del PP: 37%/59%). Esta reafirmación ciudadana en el esquema multipartidista concuerda plenamente con la atribución ya reseñada de mayor responsabilidad por el actual estado de cosas en nuestra vida pública a los actores del mismo, y no tanto al modo en que aparece configurado el marco en que estos han de actuar (por más que, al mismo tiempo, se reconozca que este necesita reforma y actualizaciones urgentes).

Cuadro 6 Dos opiniones

¿Cómo se ha llegado a esta situación?

El 51% de los españoles responsabiliza al PSOE del actual bloqueo institucional, percibiéndole como el partido que ha puesto más dificultades para hacer posible un gobierno. Unidos Podemos y, sobre todo, Ciudadanos quedan prácticamente exonerados de toda culpa al respecto (solo se la imputan el 8% y el 3%, respectivamente). Los votantes del PP responsabilizan de forma casi unánime (90%) al PSOE y lo mismo hace la amplia mayoría de los votantes de Ciudadanos (72%). Los de Unidos Podemos reparten las culpas entre PP (46%) y PSOE (31%). El electorado socialista, por su parte, tiene menos claro a quién puedan corresponder las culpas por la actual situación y tiende por tanto a repartirlas: un 36% responsabiliza al PP; un 24% dirige el reproche a su propio partido; un 18% a Unidos Podemos; y un 15% a todos los partidos por igual.

Cuadro 7 Quien pone más dificultades

 

[1] La pregunta estaba formulada del siguiente modo: “Si tuviera que elegir una sola palabra para expresar como se siente usted respecto de la actual situación política española, ¿qué palabra sería?”.
[2] La crítica —minoritaria, pero sustancial— al sistema mismo guarda sin duda relación con la recurrente demanda ciudadana — desde hace ya años, y por ahora insatisfecha— de una reforma que actualice nuestro marco constitucional.
FICHA TÉCNICA: El sondeo se ha efectuado mediante entrevistas telefónicas a una muestra nacional de personas residentes en España, mayores de 18 años y con derecho a votar en elecciones generales. Se han completado 1.822 entrevistas a través de llamadas a teléfonos móviles seleccionados de forma aleatoria a partir de un generador automático de números telefónicos. Posteriormente se han calibrado los datos a partir de una ponderación múltiple por las variables sexo, edad, hábitat y región (Comunidad Autónoma). La eficiencia de la ponderación es del 71%, de modo que la muestra efectiva es de 1.294 entrevistas. El error de muestreo, para un nivel de confianza del 95.5% (que es el habitualmente adoptado) y asumiendo los principios del muestreo aleatorio simple, en la hipótesis más desfavorable de máxima indeterminación (p=q=50%), es de ± 2.3 puntos (tras la ponderación es de ±2.8 puntos). La recogida de información y el tratamiento de la misma han sido llevados a cabo íntegramente en Metroscopia. Fecha de realización del trabajo de campo: entre los días 6 y 8 de septiembre de 2016.