En 2014, los cinco líderes de la Comunidad de Madrid de aquel entonces obtenían saldos evaluativos negativos (eran más quienes desaprobaban su labor política que quienes la aprobaban) entre el conjunto de la ciudadanía madrileña: Ignacio González, del PP, obtenía -33 puntos; Tomás Gómez, del PSOE, -49 puntos, Gregorio Gordo, de Izquierda Unida, -30 puntos, y Luis de Velasco, de UPyD, -6 puntos. Solo obtenían saldos evaluativos positivos cuando eran evaluados por sus propios electorados (y alguno, ni eso, como era el caso del socialista Gómez que obtenía -13 puntos entre sus votantes).

Ahora, por el contrario, hay dos líderes con una buena imagen transversal: obtienen saldos evaluativos positivos entre el conjunto de la ciudadanía, entre sus votantes y, también, entre otros electorados ajenos. En este sentido, destaca, de forma clara, la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.  Un 63 % de los madrileños aprueba su actuación política frente a un 33 % que la desaprueba (un saldo de +30 puntos). Al mismo tiempo, logra aprobaciones mayoritarias entre sus votantes (93 %), entre los de Ciudadanos (86 %), y entre los del PSOE (54 %). Los votantes de Podemos son los únicos que mayoritariamente desaprueban (70 %) la labor política de Cifuentes. Cabe destacar que el 40% de jóvenes desconoce quién es la presidenta de la Comunidad de Madrid.

La evaluación de Cifuentes en comparación con la evaluación de la marca PP en la Comunidad de Madrid permite dividir en tres grupos a la ciudadanía madrileña en función de su actitud:

  • Fidelidad (32%): Son quienes aprueban tanto la gestión del PP en la Asamblea de Madrid como el desempeño de Cristina Cifuentes.
  • Liderazgo (34%): Otro tercio de la ciudadanía aprueba a Cifuentes pero reprueba al PP.
  • Rechazo (34%): Se trata de quienes no respaldan ni a la Presidenta ni a su partido.

Así, Cifuentes se muestra como un activo para el PP: registra un 80% más de respaldo en la región que el partido y suma un 13% más de apoyos entre los propios votantes del PP en Madrid.

En este sentido, los datos parecen indicar que la imagen de la presidenta de la Comunidad —y también presidenta del PP de Madrid— no se ha visto de ningún modo perjudicada por los recientes casos de corrupción vinculados a su predecesor, Ignacio González, y al partido que ella preside. Hay que tener en cuenta que el trabajo de campo de este sondeo se ha llevado a cabo en mitad de la Operación Lezo. Un caso de corrupción política que, hasta este momento, ha provocado la detención y encarcelamiento de González y la dimisión como concejala del Ayuntamiento de Madrid de Esperanza Aguirre, anterior presidenta del PP madrileño.

El líder del PSOE, Ángel Gabilondo, logra también saldos evaluativos positivos, además de entre sus votantes (+52), entre el conjunto de los madrileños (+11), entre los votantes de Podemos (+12) y entre los de Ciudadanos (+6), pero los porcentajes de electores que aprueban su labor política son sustancialmente más moderados que los de la presidenta de la Comunidad. Gabilondo es, así, el segundo líder mejor evaluado con un 43% de aprobación entre el conjunto de la ciudadanía madrileña. Se le resiste un 32% de madrileños, que desaprueba su actuación política, y un 16% aún no le conoce.

En el caso de Ignacio Aguado y Lorena Ruiz-Huerta —los actuales portavoces de las dos otras dos formaciones políticas con representación en la Asamblea madrileña: Ciudadanos y Podemos— lo más llamativo es el escaso conocimiento entre sus conciudadanos. Uno de cada dos madrileños (50 %) dice no conocer al portavoz de Ciudadanos y casi tres de cada cuatro (72 %) afirma lo mismo de la portavoz de Podemos. Los datos registrados respecto a su aprobación-desaprobación se ven claramente condicionados por este hecho. No obstante, solo el 16 % de los madrileños aprueba la actuación política del dirigente de Ciudadanos y apenas el 8 % a la de Podemos.

 

FICHA TÉCNICA: Sondeo realizado por METROSCOPIA mediante entrevistas a teléfonos móviles a mayores de 18 años y con derecho a voto. Para garantizar la plena representatividad de la misma respecto del conjunto de la población nacional, se ha procedido a los oportunos procesos de ajuste, con lo que la muestra resultante es de 605 entrevistas. Margen de error para datos referidos al conjunto de la muestra final: +4.1 puntos. Fecha de realización del trabajo de campo: entre los días 3 y 4 de mayo de 2017.