La incertidumbre sobre si habrá elecciones o saldrá un Gobierno de las negociaciones en marcha acapara en este momento la atención de todos. Sin embargo, la composición del nuevo Congreso de los Diputados posibilita otros reveladores análisis. Por ejemplo, su mayor parecido con la sociedad y su diversidad social. Desde el inicio de la democracia, la Cámara se ha ido aproximando progresivamente a la sociedad.

La renovación de los partidos y la aparición en escena de dos nuevos (Ciudadanos y Podemos) ha aumentado esa diversidad y convergencia con la sociedad. Pero, de entre las cuatro principales formaciones, ¿cuáles reflejan mejor a la España que los elige? 

Para encontrar respuestas vamos a comparar la información disponible de cada uno de nuestros representantes -sexo, edad, lugar de nacimiento, estudios y profesión- con los de la población general que consta en  el Censo de 2011. Para ello usaremos el Índice de Desproporción Social (IDS)* que relaciona la proporción de un grupo determinado en el Congreso o en un partido (mujeres, inmigrantes, universitarios, etc.) con su equivalente en la población.

Fuentes: La información con la que se ha configurado esta tabla proviene de las páginas personales de los diputados/as, de la información declarada en las redes sociales y, en su mayor parte, de la base de datos Bapolcon ® que sigue las indicaciones del texto siguiente: Coller, Xavier, Andrés Santana y Antonio Jaime (2014), “Problemas y soluciones para la construcción de bases de datos de políticos”, Revista Española de Ciencia Política y de la Administración, nº 34, pp: 169-198. Nota 1: Los datos hacen referencia al momento de la toma de posesión excepto la edad media que se ha calculado en el momento de la elección (2015). La edad media aumenta un año si se toma como base el 2016. Nota 2: Las variables empleadas para la población tienen en cuenta solo a las personas en edad de votar (mayores de 18 años), exceptuando la variable “ocupación” que por imposibilidad de desagregación incluye a las personas mayores de 16 años. La variable “inmigrantes” tanto para la población como para los parlamentarios toma como base la comunidad autónoma, no la provincia. De ahí algunas diferencias que se pueden observar respecto del dato ofrecido en un trabajo anterior. Nota 3: Los datos de Podemos incluyen a los cuatro parlamentarios de Compromís que han pasado al grupo mixto. Autoría (por orden alfabético): Xavier Coller, Pablo Domínguez, Manuel Portillo, Emilio Rodríguez, miembros del grupo de investigación DASP (Democracia y Autonomías: Sociedad y Política). Han realizado la búsqueda de la información: Sofía Álvarez, Álvaro Canalejo, Irene Gómez, José Oropesa, Alejandro Peinado, Carmen Pérez, Ismael Sánchez, Manuel Sola y Andrés Vázquez. Si encuentra algún error, le agradeceremos que contacte con dasp@upo.es para su corrección inmediata.

** Mirar nota a pie de página.

Podemos y PSOE son los partidos que, proporcionalmente, tienen más mujeres (por encima de la media del Congreso que es de 39,7%) y arrojan un IDS próximo a 1. Esto lo que indica es que estos dos partidos (más Podemos que PSOE) son una imagen muy cercana a la de la sociedad que los elige (desafortunadamente, hasta que no tengamos encuestas postelectorales no sabremos si los parlamentarios se parecen a sus votantes directos) En cambio, PP y C’s tienen proporciones bajas de mujeres en sus grupos y muestran un IDS de 0,73 y 0,40 respectivamente. Se alejan de los otros dos partidos, y se sitúan por debajo de la media del congreso y con IDS alejados de 1.

En todos los partidos políticos los inmigrantes -no nacidos en la comunidad autónoma de referencia- están sobrerrepresentados. El PSOE es el que parece reflejar mejor en sus filas la composición de la población según su lugar de nacimiento.

En términos generales, la Cámara se ajusta a la edad media de la población en edad de votar (47,4 y en la población 48,1), arrojando un IDS próximo a 1. Sin embargo, por partidos son PP y PSOE los que parecen estar más próximos a la sociedad mientras que Podemos y C’s están por debajo de la media de edad de la ciudadanía.

Todos los grupos parlamentarios tienen importantes contingentes de titulados universitarios en sus filas de manera que estamos en la legislatura donde más abundan los diputados con educación superior (95%). Podemos es el que menos tiene y el PP el que más, seguido del PSOE y Cs. En esta dimensión, todos los partidos tienen una sobrerrepresentación de los universitarios (IDS alrededor de cinco), aunque en PP y PSOE tienen una ligera mayor distancia que en Podemos y C´s respecto a la sociedad . Profesionales de las leyes y docentes son los más numerosos, los primeros están en mayor número en las filas del PP y C´s, y los docentes en las del PSOE y Podemos. Respecto a la comparativa con la sociedad, los profesionales de las leyes están muy sobrerrepresentados en todas las formaciones consideradas, pero mucho más en PP y Cs, con IDS alrededor de 40 (para el conjunto del congreso el IDS es de 29,1). mientras que los docentes están más sobrerrepresentados en PSOE y Cs, marcando una mayor distancia con la sociedad. Estas diferencias no sólo indican divergencias notables con la sociedad, sino que muestran también las fuentes de reclutamiento diferenciado de estos partidos. La distancia mayor con la sociedad se produce en el segmento de trabajadores y empleados, y esto es común en todos los partidos. Por el contrario, los empresarios, directivos y asimilados parecen tener una presencia similar en el PP que en la sociedad (IDS de 0,97), ligeramente menor en PSOE y Podemos, y marca un distancia importante en Cs con un IDS de 2,42.

El análisis en su conjunto de los valores del IDS en cada partido señala que el partido que se distancia menos de la sociedad es Podemos (28,47), seguido del PSOE (32,77) y a distancia considerable Ciudadanos (48,74) y el PP (53,92). Es decir, parece que los partidos de izquierda son un reflejo más próximo a la sociedad que los elige en contraposición a los partidos de centro o centro-derecha, que aparecen más distanciados de la ciudadanía. Significa esto que ¿una mayor cercanía a la sociedad en las dimensiones tratadas garantiza una mayor calidad de la democracia o de la representación parlamentaria? No necesariamente.

Una mayor diversidad social puede permitir que entren en la cámara puntos de vista diferentes, soluciones novedosas a problemas variados y, sobre todo, muestra una mayor apertura de los grupos a perfiles sociales diferentes que pueden verse así más implicados en la acción política. La calidad de la representación estará determinada, entre otros, por la capacidad de sus señorías de conectar con las demandas variadas (y contradictorias) de la sociedad, de dar soluciones que primen el interés general y el bienestar ciudadano y de rendir cuentas a los electores a lo largo de la legislatura. On verra.

* Para conocer qué es el Índice de Desproporción Social (IDS) mirar en: http://metroscopia.org/un-congreso-mas-proximo-a-la-sociedad/
* * Fuentes de la Tabla: La información con la que se ha configurado esta tabla proviene de las páginas personales de los diputados/as, de la información declarada en las redes sociales y, en su mayor parte, de la base de datos Bapolcon ® que sigue las indicaciones del texto siguiente: Coller, Xavier, Andrés Santana y Antonio Jaime (2014), “Problemas y soluciones para la construcción de bases de datos de políticos”, Revista Española de Ciencia Política y de la Administración, nº 34, pp: 169-198. Nota 1: Los datos hacen referencia al momento de la toma de posesión excepto la edad media que se ha calculado en el momento de la elección (2015). La edad media aumenta un año si se toma como base el 2016. Nota 2: Las variables empleadas para la población tienen en cuenta solo a las personas en edad de votar (mayores de 18 años), exceptuando la variable “ocupación” que por imposibilidad de desagregación incluye a las personas mayores de 16 años. La variable “inmigrantes” tanto para la población como para los parlamentarios toma como base la comunidad autónoma, no la provincia. De ahí algunas diferencias que se pueden observar respecto del dato ofrecido en un trabajo anterior. Nota 3: Los datos de Podemos incluyen a los cuatro parlamentarios de Compromís que han pasado al grupo mixto. Autoría (por orden alfabético): Xavier Coller, Pablo Domínguez, Manuel Portillo, Emilio Rodríguez, miembros del grupo de investigación DASP (Democracia y Autonomías: Sociedad y Política). Han realizado la búsqueda de la información: Sofía Álvarez, Álvaro Canalejo, Irene Gómez, José Oropesa, Alejandro Peinado, Carmen Pérez, Ismael Sánchez, Manuel Sola y Andrés Vázquez. Si encuentra algún error, le agradeceremos que contacte con dasp@upo.es para su corrección inmediata.