La práctica totalidad de la ciudadanía (96%) piensa que las sentencias judiciales de estos últimos meses que atañen a casos de corrupción que tuvieron lugar en el pasado no suponen, en ningún caso, un punto y final a la etapa de escándalos en la vida pública española. Una abrumadora mayoría considera que todavía quedan por descubrir casos del pasado reciente (véase Cuadro 1).

Al mismo tiempo, ocho de cada diez españoles (82%) creen que en los próximos años van a seguir produciéndose casos de corrupción en la vida política nacional similares a los que ahora están siendo investigados y juzgados en nuestro país (véase Cuadro 2).

Los españoles parecen, así, percibir la incapacidad del Gobierno y de los principales partidos de la oposición para haber acordado e implementado medidas destinadas a evitar, o al menos dificultar, la comisión de delitos de corrupción en la vida pública española. De hecho, y en este sentido, cuando se les pregunta a los ciudadanos cuál de los principales partidos lograría combatir mejor la corrupción, regenerar nuestra democracia e inspirar mayor confianza, las respuestas mayoritarias son, en los tres casos, que ninguno de los cuatro (véase Cuadro 3).

No obstante, Unidos Podemos y Ciudadanos son los que concitan un porcentaje de menciones más elevado en las tres cuestiones, un dato que , sin duda, tiene que ver con el hecho de que los casos que hasta ahora han visto la luz han afectado a políticos vinculados a los dos principales partidos: PP y PSOE.

FICHA TÉCNICA.- El sondeo se ha efectuado mediante entrevistas telefónicas a una muestra nacional de personas residentes en España, mayores de 18 años y con derecho a votar en elecciones generales. Se han completado 1.816 entrevistas a través de llamadas a teléfonos móviles seleccionados de forma aleatoria a partir de un generador automático de números telefónicos. Posteriormente se han calibrado los datos a partir de una ponderación múltiple por sexo, edad, hábitat y región (Comunidad Autónoma).
La eficiencia de la ponderación es del 64,4%, de modo que la muestra efectiva equivale a 1.170 entrevistas. El error de muestreo, para un nivel de confianza del 95.5% (que es el habitualmente adoptado) y asumiendo los principios del muestreo aleatorio simple, en la hipótesis más desfavorable de máxima indeterminación (p=q=50%), es de ±2.4 puntos (tras la ponderación, ±2.9 puntos). La recogida de información y el tratamiento de la misma han sido llevados a cabo íntegramente en Metroscopia. Fecha de realización del trabajo de campo: entre los días 18 y 20 de abril de 2017.