El posicionamiento de cada partido con respecto al debate sobre la independencia será el aspecto —de los seis sobre los que se ha preguntado en el sondeo— que más tendrán en cuenta los electores catalanes a la hora de decidir su comportamiento político este próximo domingo 25 de noviembre: un 71 % dice que lo tendrá muy o bastante en cuenta frente a un 27 % que poco o nada. El balance entre estos dos porcentajes es, por tanto, de +44 puntos.

La mayor importancia relativa otorgada a este aspecto es algo que comparten los votantes del ERC (con un saldo de +80), los de CIU (+60), los de Ciutadans (+60) y los del PP (+46), es decir, los electores de aquellos partidos que en mayor medida se han posicionado bien a favor, bien en contra, de la opción soberanista de Cataluña.

Los votantes del PSC, sin restarle importancia a este aspecto, tendrán, sin embargo,  más en cuenta a la hora de votar la actuación política de cada partido en el Parlament en estos dos últimos años (un saldo de +40), y los votantes de ICV, por su parte, las propuestas económicas de cada partido (+52) y, casi al mismo nivel, la actuación del Gobierno de Mariano Rajoy (+51).

El aspecto que menos se tendrá en cuenta, entre el conjunto del electorado catalán, será la fidelidad a un partido: son algunos más quienes dicen que lo tendrán poco o nada en cuenta que quienes afirma que los considerarán mucho o bastante (el saldo es, por tanto, negativo: -2).
Cuadro aspectos en la decisión del votoFicha técnica

El País