Para la población española la situación política está peor que nunca, peor incluso que la económica. Tras estos meses de negociaciones e investiduras sin éxito, la práctica totalidad de la ciudadanía (94%) expresa su descontento con la coyuntura política, mucho más que con la económica (77%). La sensación de frustración es evidente y empieza a mostrarse de forma particular en la pérdida de motivación para ir a votar si volviera a haber elecciones: de enero a marzo la participación declarada estaba por encima de la que hubo el 20D (73%), en abril ha descendido hasta el 69%.

frus1

El dato destacado es que esta frustración no es producto del nuevo escenario político sino fundamentalmente de la gestión que están haciendo del mismo los partidos y sus líderes. La mayoría (70%) respalda el actual sistema multipartidista y no siente añoranza del bipartidismo. Lo que ven mejor para España es que los partidos cedan todo lo que sea necesario para que haya gobierno (lo dice el 64%). Pero, muy a su pesar, no lo están haciendo y por eso la convicción mayoritaria es que acabarán repitiéndose las elecciones (así lo afirma el 76%).

Hoy por hoy PP y Podemos son los más señalados: el 85% y el 75%, respectivamente, opina de ellos que no están mostrando esfuerzos suficientes para negociar y llegar acuerdos —para PSOE y Ciudadanos lo piensa el 56% y el 48%—.

De cualquier manera, este clima de decepción entre la ciudadanía por la probable repetición de elecciones parece traducirse, por ahora, en una desmotivación para volver a votar en tan poco espacio de tiempo (algo inédito en la historia electoral nacional). Las consecuencias que puedan derivarse de ello, si la tendencia se mantiene, no son menores: la distancia del PP respecto del resto de partidos podría aumentar, pues su electorado es el más movilizado.

Al comparar la intención directa de voto en el último Clima Social de abril entre quienes declaran que seguro irán a votar en unas nuevas elecciones y entre el conjunto de la población, se observa que la diferencia para PSOE, C’s, Podemos e Izquierda Unida (UP) es pequeña, mientras que para el PP es destacada: los populares se distanciarían del resto de formaciones en varios puntos porcentuales y esto podría significar un cambio en el futuro reparto de escaños respecto al actual —según, claro está, cómo se distribuyan estas hipotéticas diferencias a lo largo del territorio—.

frus3

 

Ficha técnica: Sondeo efectuado mediante entrevistas telefónicas a una muestra nacional de personas mayores de 18 años. Se han completado 1.200 entrevistas, estratificadas por la intersección hábitat/Comunidad Autónoma y distribuidas de manera proporcional al total de cada región, con cuotas de sexo y edad aplicadas a la unidad última (persona entrevistada). Partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (que es el habitualmente adoptado) y en la hipótesis más desfavorable de máxima indeterminación (p=q=50), el margen de error de los datos referidos al total de la muestra es de ± 2.9 puntos. La recogida de información y el tratamiento de la misma han sido llevados a cabo íntegramente en Metroscopia. Fecha de realización del trabajo de campo: entre los días 28 y 30 de marzo de 2016.