En el tiempo mental de los pactos, las posiciones de los potenciales votantes de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos –frente a las próximas elecciones generales arrojan diferencias que merecen ser destacadas porque dan cuenta de la complejidad de las actitudes políticas en el momento actual.

El Partido Popular es la única formación cuyos votantes se manifiestan con claridad a favor de la mayoría absoluta como futura forma de gobierno (65%), posición que permanece inalterable desde comienzos de año. En el caso de que solo fuera posible un gobierno de coalición, la mayoría de los votantes populares preferiría al PP junto a Ciudadanos al frente del ejecutivo (84%). Esta posición, además, se ha ido consolidando a lo largo del 2015 (14 puntos más desde principios de año hasta hoy). Prácticamente en la misma medida, pierde fuerza la preferencia de los votantes populares hacia la gran coalición PP—PSOE (que registra un descenso 12 puntos en el mismo periodo). La cultura política de la mayoría absoluta predomina en todas las variables sin diferencias significativas.

Tres de cada cuatro votantes socialistas se muestra a favor del pacto como actual forma de gobierno, dato invariable durante todo el 2015. Hoy por hoy, las dos coaliciones favoritas entre el futuro electorado socialista (PSOE—Podemos y PSOE—Ciudadanos) cuentan exactamente con la misma proporción de apoyo (59% en ambos casos). No obstante, mientras que el pacto con Ciudadanos tiene un grado de apoyo estable en el tiempo, el posible pacto con Podemos ha crecido 14 puntos porcentuales desde principios año. Los votantes de mayor edad (más de 55 años) y los hombres se muestran más favorables a una futuro gobierno de coalición —sea cual sea— que los de menos edad (10 puntos menos) y las mujeres (15 puntos menos).

Podemos es el partido con la vocación de pacto más clara desde sus inicios y que se ha venido consolidando sondeo tras sondeo: desde marzo —antes de las elecciones autonómicas y municipales— se ha incrementado el apoyo a gobiernos de coalición en 14 puntos (de 72% al 86%). El pacto preferido es claramente PSOE-Podemos, que ha experimentado desde enero una subida de 20 puntos (del 62% al 82%). Podemos es la única formación política cuyo potencial electorado femenino se muestra más a favor de los pactos (90%) que los hombres (83%), muy por encima de las mujeres del resto de partidos. Una posible coalición PSOE-Podemos obtendría también un apoyo mayor entre las mujeres (86%) que entre los hombres (80%).

Ciudadanos. Los futuros votantes de la formación naranja mantienen una cultura de pacto sin variación a lo largo de los últimos meses: dos tercios se muestran a favor de un futuro gobierno de coalición. Entre los posibles pactos de gobierno destacan dos como preferidos con similar entusiasmo en los votantes de Ciudadanos: PP-C’s (77%) y PSOE-C’s (72%). Eso sí, desde enero, la coalición PP-C’s es la que más ha incrementado su apoyo entre el electorado naranja (12 puntos). Los electores jóvenes de esta formación muestran mayor reticencia al pacto que el resto: el 43% preferiría un gobierno con mayoría absoluta (11 puntos por encima de su media, que es el 32%). Las mujeres son también las más proclives a un gobierno de mayoría absoluta (casi el 40%), 14 puntos más que los hombres.