De forma masiva (75%), los españoles reconocen el desperdicio que para nuestra sociedad supone no aprovechar el caudal de conocimientos y experiencias profesionales de quienes se jubilan (véase Cuadro 1.1). Sin embargo, un porcentaje similar (80%) rechaza lo que parecería ser el correlato lógico de dicha opinión: que la duración de la vida laboral se alargue para acompasarla al creciente incremento de la esperanza de vida. Tan solo en el supuesto de que fuera posible compatibilizar la pensión de jubilación con un trabajo a tiempo parcial, serían algunos más (50% frente a 45%) los españoles dispuestos a trabajar más allá de los 65 años.

Desde este —básicamente ambivalente— reconocimiento del desperdicio que supone no utilizar las capacidades de las personas jubiladas, los españoles sugieren como posibles medidas para paliarlo:

  • El diseño de políticas eficaces de conciliación de la vida familiar y laboral que eviten, en muchos casos, que las familias necesiten la ayuda de los mayores para hacer frente a las cargas familiares, dificultándoles así la posibilidad de seguir, si lo desean, con otras actividades (lo dice el 70 %).
  • La promoción de políticas públicas que fomenten la posibilidad de que las personas de más edad puedan, si lo desean, seguir trabajando (lo pide el 64 %).
  • Combatir la tendencia a jubilaciones anticipadas cuya finalidad sea exclusivamente reducir costes salariales (lo sugiere el 60 %).

Cuadro 1.1. tercera edad

Cuadro 1.2. tercera edad

Cuadro 1.3. tercera edad

Ficha técnica: Los resultados que aquí se recogen proceden de sondeos llevados a cabo por Metroscopia el 5 y 6 de noviembre de 2014 a una muestra (1.000 entrevistas) representativa de la población nacional, con un margen de error para datos globales de + 3.2 puntos.

Los datos de este sondeo corresponden al Pulso de España 2014 de Metroscopia con patrocinio de Telefónica y de próxima publicación en Ediciones El País.

El País