La sensación que tiene el 76% de los españoles que trabajan es que en su empresa existen las mismas oportunidades de promoción para hombres y mujeres. En conjunto, piensan esto en la misma proporción tanto hombres como mujeres y jóvenes como mayores.

Pero emergen diferencias significativas si los datos se analizan teniendo en cuenta a la vez la edad y el sexo. Para los hombres menores de 34 años, esa sensación se convierte casi en certeza, pues el 94% está convencido de que, efectivamente, las mujeres no se tropiezan con más dificultades que ellos para una promoción laboral. Parecen haber asimilado lo que socialmente se prescribe como deseable y ven alcanzado prácticamente este ideal en la sociedad española.

Entre las mujeres jóvenes, comparte esta idea un porcentaje claramente menos elevado (66%). Su impresión de la realidad deja traslucir un presente al que aún le queda recorrido hacia la igualdad. A la vez, esta apreciación de las jóvenes se distancia de lo percibido por las mujeres de más de 55 años: para el 85% de estas, las oportunidades de ambos sexos están equilibradas. Probablemente, al dar esta respuesta, comparan situaciones vividas en el pasado con la actual, y no tienen dudas sobre qué época es mejor.

Por otro lado, el 64% de los trabajadores aceptaría un puesto con mayor responsabilidad, remuneración y dedicación, si su empresa se lo ofreciera. Y aquí vuelven a surgir diferencias en las respuestas aunando sexo y edad. Por ejemplo, el 42% de las mujeres entre 35 y 54 años declinaría la oferta: en la treintena se concentra actualmente la crianza de los hijos y además la mujer, en términos generales, tiende a inclinarse más por su calidad de vida que por el éxito profesional. Después de los 55 años, o antes de los 35, se sienten en cambio más dispuestas a asumir mayor responsabilidad laboral.

Grafico mujer1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Grafico mujer2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Grafico mujer3

 

Grafico mujer4

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El País