La decisión de a qué partido votar sale de nuestro bolsillo. Al menos en parte. Los ingresos personales* de quienes votan a Ciudadanos y a PP son significativamente superiores a los de quienes optan por PSOE y Unidos Podemos, según el sondeo Pulso de España de Metroscopia realizado este mes de febrero a una muestra de 2.700 personas.

La formación liderada por Pablo Iglesias atrae el mayor número de votantes mileuristas (1.000€<1.500€/mes), y tanto la de Albert Rivera como la de Mariano Rajoy obtienen el mayor éxito entre las personas con mayores ingresos (>1.500€/mes —y especialmente por encima de los 3.000€/mes**). Entre los votantes del PSOE destacan quienes perciben unos ingresos cercanos al salario mínimo interprofesional (600€<1.000€/mes), aunque es también uno de los colectivos más numerosos en el electorado del PP.

Aunque la mayoría población (61%) califica como buena la situación económica de su hogar, lo cierto es que la base electoral de los cuatro principales partidos políticos difiere claramente en cuanto al volumen de sus retribuciones.

PP. De cada 100 votantes, 30 declaran tener ingresos superiores a los 1.500€ al mes. No obstante, los populares mantienen apoyos destacados entre quienes ingresan menos de 1.000€ (son 35 de cada 100).

PSOE. Es el partido más equilibrado en cuanto a la distribución de sus votantes por nivel de ingresos. Solo lidera ligeramente entre quienes perciben entre 600€ y 1.000€ (son 24 de cada 100).

Unidos Podemos. Es la primera fuerza en el intervalo 1.000€<1.500€ (28 de cada 100). También es apreciable que la proporción del número de votantes morados es prácticamente la misma tanto en el intervalo más alto (>1.500€) como en el más bajo (<600€): 21 y 19 de cada 100, respectivamente.

Ciudadanos. Es, con diferencia al resto, el partido que logra el mayor apoyo entre quienes tienen los ingresos más altos (>1.500€): son 34 de cada 100. En conjunto, casi 60 de cada 100 votantes naranjas percibe ingresos superiores a los 1.000€ al mes.

No se registran diferencias significativas a la hora de votar a un partido u otro entre quienes no disponen de ningún tipo de ingreso. Las personas desempleadas sin ninguna prestación, estudiantes o trabajadores domésticos se reparten prácticamente igual entre los cuatro principales partidos.

Que la situación económica personal del votante influya en el color del voto tiene una lectura evidentemente ideológica. Que PP y Ciudadanos recaben el mayor número de votos entre las personas con mayores ingresos viene dado porque quienes presentan el más alto nivel adquisitivo son los que se sitúan más a la derecha del espectro ideológico y, asimismo, son los que más se desvían de la media española.

En una escala 0-10, en la que el 0 es la extrema izquierda y el 10 la extrema derecha, el ciudadano medio en España se sitúa hoy en el 4.69 —una cifra que prácticamente no ha variado desde hace 40 años—. La media ideológica de quienes ingresan entre 3.000€ y 4.000€ y más de 4.000€ es de 5.20 y 5.79, respectivamente. Por el contrario, quienes cobran menos de 2.000€ se sitúan, de media, por debajo del 5, especialmente quienes perciben entre 1.000€ y 1.500€ (4.45) y menos de 600€ (4.48).

Hay 9.5 millones de pensionistas en España y el 66% cobra menos de 1000€. Solo el 0.3% cobra el máximo 2.567€. Quienes cobran entre 600€ y 1.000€ de pensión representan el 42%. Más de la mitad de los jubilados y pensionistas en España son votantes de PP (33%) y PSOE (23%) mientras que apenas uno de cada cinco se inclina por Unidos Podemos (11%) y Ciudadanos (5%). Esta es probablemente una de las razones por las que el mayor volumen de personas con ingresos entre los 600€ y 1000€ sean votantes de los partidos tradicionales.

Que Unidos Podemos sea la primera fuerza política entre quienes están en paro puede también ser un motivo por el que lidere entre personas que cobran menos de 600€, entre quienes se encuentran las que reciben una prestación por desempleo establecida actualmente en 426€. También es el partido que obtiene mayor fuerza de personas jubiladas y pensionistas en ese tramo de ingresos.

 
* Se entiende por ingresos personales el total de ingresos mensuales netos declarados por la ciudadanía en la encuesta. Los datos se recogen a partir de la pregunta “¿Cuáles son sus ingresos totales mensuales aproximados?”. No se pretendía obtener una cifra exacta sino una cantidad aproximada, de cara a facilitar la respuesta (solo el 4% optó por no contestar finalmente). Las categorías de respuesta se dividieron en distintos intervalos. La denominación genérica “ingresos” puede incluir salarios, rentas, pensiones, prestaciones o cualquier ingreso de otro tipo tanto emergido como sumergido.
** En las representaciones gráficas los once intervalos de ingresos anotados en el sondeo han sido reducidos a cinco para facilitar su lectura.