Los españoles se dividen casi por mitad respecto de la procedencia o no, en el momento actual, de una moción de censura contra Mariano Rajoy: el 46% se declara a favor, el 51% en contra. Las posiciones favorables y contrarias a esta iniciativa se articulan, fundamentalmente, en torno a dos ejes: el ideológico y el generacional.

En lo que respecta al eje ideológico, por un lado el 85% de los votantes de Unidos Podemos y más de la mitad de los del PSOE (54%) se declaran de acuerdo con la presentación, en este momento, de la moción de censura a Rajoy. Comparte, además, esta actitud, la amplia mayoría del electorado de la antigua Convergencia (69%) y de ERC (81%). En el espacio de centro-derecha nacional, en cambio, se muestra en desacuerdo con la iniciativa el 91% de los votantes del PP y el 71% de los de Ciudadanos.

En este tema emerge también, de forma clara, la profunda brecha generacional que, en gran medida, explica la actual ordenación de la escena política nacional: el 61% de los españoles más jóvenes (18-34 años) está a favor de la moción de censura, y un porcentaje similar (65%) está, en cambio en contra entre los mayores de 65 años.

La diferencia hasta 100 en la suma vertical de porcentajes corresponde a NS/NC

En todo caso, el hecho de que casi la mitad del conjunto de la ciudadanía esté de acuerdo con la presentación de una moción de censura contra Rajoy no implica, en modo alguno, un apoyo de similares proporciones al concreto líder político que la ha propuesto. En realidad, cuando la pregunta se centra no en la oportunidad o no de la moción de censura, sino en quién debería ser el candidato concreto que debería sustituir a Rajoy en la Presidencia del Gobierno los españoles optan, de forma clara, por Sánchez (43%) y Rivera (42%) antes que por Iglesias (al que solo preferiría el 23%).

La diferencia hasta 100 en la suma vertical de porcentajes corresponde a NS/NC

De hecho, Pablo Iglesias, que habrá de defender su candidatura a la Presidencia del Gobierno el próximo día 13 en el Congreso, sólo cuenta con una mayoría favorable entre sus propios votantes (68%) y entre los de ERC (54%). Pero no cabe ignorar que su aspiración a presidir el Gobierno suscita el rechazo de casi un tercio de los votantes de Unidos Podemos (30%), del 46% de los de ERC y del 61% de los de la antigua Convergencia. Y, significativamente, su candidatura solo resulta atractiva para un escueto 12% de los votantes socialistas.

¿Qué debe hacer el PSOE?

Entre el conjunto de los españoles, las opiniones se dividen respecto de lo que el PSOE debe hacer en la moción de censura: el 39% considera que debe abstenerse, el 38% que debe votar en contra de Pablo Iglesias. Esta división de criterios se reproduce en términos prácticamente idénticos entre el especifico electorado socialista: el 45% es partidario de la abstención, el 40% del voto en contra.

La diferencia hasta 100 en la suma vertical de porcentajes corresponde a NS/NC.