• 80% De forma masiva, los catalanes piensan que tarde o temprano debería celebrarse un referéndum negociado y plenamente legal sobre la posible independencia de Cataluña.
  • Un 45%, en ese hipotético referéndum, optaría por una Cataluña dentro de España pero con más competencias, un 26% votaría en cualquier caso por la independencia y un 20% preferiría que las cosas se queden como están.
  • 27% es el porcentaje de catalanes que se definen como “independentistas duros”, es decir, que dicen serlo desde hace mucho tiempo (los datos anteriores son de un sondeo realizado el 29 de octubre de 2015).
  • El 75% expresan un doble sentimiento identitario: compaginan su identidad catalana y española (junio 2015). El 57%, si se produjese la independencia, optaría por la doble nacionalidad. El 23% preferiría ser solo catalán (septiembre 2015).
  • 71% de los catalanes no quiere que Artur Mas vuelva a ser presidente de la Generalitat (29 de octubre de 2015).