No cabe duda de que el cambio climático constituye uno de los problemas a escala global que más están dando que hablar durante los últimos años. Debería ser un tema prioritario en las agendas de los políticos de todos los países. Y con más razón en vista a la celebración de la vigésimo primera Conferencia sobre el Cambio Climático que tendrá lugar en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre de este año 2015.

El principal objetivo de la conferencia es “el logro de un acuerdo universal vinculante que permita luchar eficazmente contra el cambio climático y poder impulsar o acelerar la transición hacia sociedades y economías resilientes y bajas en carbono”. Desde luego, una tarea difícil.

En lo que respecta a la visión y opinión que los españoles tienen de los países y regiones en lo que a contribución al calentamiento global se refiere, el Barómetro de Cultura Ecológica I de Metroscopia correspondiente al mes de octubre de 2014 revela los siguientes resultados:

Calentamiento global

Una amplia mayoría considera que, de los países o regiones que en mayor medida contribuirían al calentamiento global son EE.UU., China, los países miembros de la Unión Europea y Japón, aunque este último un poco menos en comparación con los otros tres. Por otra parte, en un segundo grupo quedarían India y los países de Latinoamérica, puesto que un 54% y 52% consideran  que contribuyen mucho o bastante, respectivamente; mientras que un 34% y 37% piensan que su contribución es poca o nula. Los países del continente africano, por su parte, son percibidos como los que en menor medida influyen en el calentamiento global; así lo demuestra que el 80,6% considere que su contribución es poca o nula, frente a un 11,6% que sostiene que es mucha o bastante. En definitiva, la gran mayoría de los españoles identifica como máximos responsables del calentamiento global a los países más desarrollados e industrializados.

Pero ¿cuál es la contribución real de estos países y regiones por los que pregunta el barómetro? Como es sabido, uno de los principales -y quizá el más importante- gases cuya emisión más afecta al calentamiento de la Tierra es el CO2 o dióxido de carbono. A propósito de esto, el Banco Mundial ofrece cifras sobre este tipo de emisiones (las últimas para el año 2011), con lo que podemos hacernos una idea de la contribución real de cada uno de estos países o regiones. El gráfico adjunto permite visualizar de mejor manera esta información:

Contribución a emisiones

De esta selección de países y regiones, China es indudablemente el país que más contribuye sobre el total de emisiones de CO2 mundiales. Pero resultan más indicativas las cifras relativas a las emisiones per cápita, ya que proporcionan una estimación de las emisiones de CO2 con arreglo a un criterio poblacional. Visto así, son EE.UU. y Japón los que más destacan por encima de la media mundial, todo lo contrario a India, África y Latinoamérica cuyas cifras están por debajo de esta media.

El reto de cara a la reducción de las emisiones de CO2, así como de otros gases productores del llamado “efecto invernadero”, debe tener mayor trascendencia para los países altamente desarrollados, sobre todo los Estados Unidos, tanto por su importante contribución sobre el total de emisiones mundiales como por su elevadísima cifra de emisiones per cápita. Esperemos que en un futuro próximo las cifras de emisiones per cápita vayan menguando si de verdad queremos habitar nuestro mundo de manera sostenible.