Los resultados de las elecciones del 20D en Madrid y los datos que refleja el sondeo de Metroscopia se parecen casi como dos gotas de agua. La palabra que mejor define el estado actual del mapa político de Madrid es estabilidad. Para comprender su alcance conviene distinguir tres planos

Estabilidad en la distribución de los votos

Madrid presenta hoy marcas políticas estables, casi fijas desde el 20D. El PP obtendría un porcentaje de votos muy similar (el 35%, algo más de un tercio de los votantes) al que logró en diciembre del 2015. Unidos Podemos concentraría en este momento algo más de una cuarta parte de los votos (26,1%), similar al 26,2% que hubiera significado la suma del 20,9% de Podemos y el 5,3% de Unidad Popular. Los 10 escaños (8 de Podemos y 2 de Unidad Popular) logrados el 26J, se mantendrían sin alteración. Ambos electorados, el del PP y el de Unidos Podemos, están, además, hipermovilizados: el 77% de los potenciales votantes de ambas formaciones afirman su voluntad de acudir a votar con total seguridad, 12 puntos porcentuales más que los del PSOE (65%) y 26 por encima de los de ciudadanos (59%).

Los resultados se repetirían prácticamente sin variación en las dos formaciones restantes: Ciudadanos, con el 17,9% descendería menos de 1 punto porcentual y PSOE 17,6% tendría hoy apenas tres décimas menos que entonces.

C Madrid 1

Incógnitas menores

Las únicas incógnitas en torno al resultado final del 26J en Madrid afectarían a la asignación del último escaño y las consecuencias que podrían derivarse del previsible descenso de la participación. Si la abstención se incrementase y de manera selectiva afectase más al resto de los partidos que al PP, como ha venido tradicionalmente sucediendo, el Partido Popular podría pasar de 13 a 14 diputados.

La batalla por el último escaño será en todo caso tan disputada como lo fue el 20D. Entonces, un puñado de votos (el 0,1%) le inclinó finalmente hacia el PP, dejando al PSOE en 6 y a Eduardo Madina, número 7 de la lista de los socialistas madrileños, fuera del parlamento.

Alguna incertidumbre en el ranking

El sondeo de Metroscopia mantiene el actual ranking de los 4 partidos. En la cabeza el PP, con clara ventaja, y Unidos Podemos que reafirma la segunda posición que ya ocupo el 20D Podemos. Ciudadanos y el PSOE se disputan la tercera y la cuarta plaza por un  margen que ya fue pequeño el 20D (menos de un punto porcentual y un escaño, 7 frente a 6 del PSOE) a favor de Ciudadanos.

El 20D trajo consigo una profunda renovación del ranking político madrileño y del juego de fuerzas y los correspondientes estatus de los cuatro partidos. El PSOE cuya pérdida de apoyo elección tras elección ha ido en aumento desde el 2004, pasó a ocupar el cuarto lugar en el tablero. Hoy, los datos parecen indicar que los actuales suelo y techo del PSOE en Madrid coinciden y las dificultades para crecer y levantar el vuelo, continúan.

Los sorpassos o adelantamientos al PSOE –por el centro, Ciudadanos y por la izquierda, Podemos–, tuvieron ya lugar. Recuperar ahora la segunda posición por parte del PSOE parece tarea inalcanzable; avanzar hacia la tercera, difícil aunque no imposible. Ciudadanos tiene a su favor en la disputa la mejor percepción entre los madrileños de su líder, Albert Rivera, el único con saldo evaluativo (diferencia entre los que aprueban y desaprueban su actuación política) positivo: +2 en el conjunto de la Comunidad, +82 entre sus votantes, +24 y +1 en los del PP y PSOE, respectivamente. Cifras de las que Pedro Sánchez (-43 en el conjunto y +49 entre sus votantes) está hoy muy lejos.

C Madrid 2

Frente al peso que pueda tener el liderazgo en la campaña y en la decisión de voto, los partidarios del PSOE manifiestan hoy por hoy una mayor tensión electoral que los de Ciudadanos: el 65% afirman que con total seguridad acudirán a votar, frente al 59% de los del partido de Rivera, una diferencia de 14 puntos porcentuales sin duda importante.

Estabilidad de los espacios políticos

El 20D el bloque de centro derecha (PP y C’s) obtuvo en Madrid ocho puntos porcentuales más que el bloque de izquierdas (Podemos, PSOE y UP): 52,3% frente al 44,5%. La histórica hegemonía del centro derecha en Madrid continuaba, aunque con una distribución y un modelo, distintos. Hoy por hoy, según el sondeo, los datos apenas han experimentado variación.

El sondeo proporciona pistas relevantes respecto a las similitudes y diferencias entre los electorados de Madrid y del conjunto de España:

  • El de Madrid es un electorado ligeramente más derechizado: si el conjunto de los electores españoles se sitúa en el 4,6 en la escala ideológica de 0 a 10 (va del 0 la extrema izquierda, 10 extrema derecha), los madrileños lo hacen en el 4,8.

C Madrid ideologia

  • En Madrid se incumple la notable asimetría de género (muchos más hombres que mujeres) del voto de Unidos Podemos: la diferencia de 14 puntos (57% hombres, 43% mujeres en el conjunto de España) se reduce a 2 (51% frente a 49%) en el caso de Madrid.

C Madrid Sexo

  • Junto a la constatación de la brecha generacional, el sondeo refleja un último rasgo interesante: la debilidad del PP en Madrid entre el electorado de mediana edad (35-54 años) que constituye la mayor fortaleza de Ciudadanos, con una diferencia de 26 puntos porcentuales (55% Ciudadanos, frente al 29% del P.P).

C Madrid Edad

Madrid elige 36 diputados del Congreso, el mayor número de todas las circunscripciones electorales. Y es, por obvias razones, importante en términos simbólicos: se presentan en ella los líderes de todos los partidos. Pero el resultado del 26J parece que deparará pocas sorpresas. La verdadera batalla electoral en Madrid tuvo lugar el 20D. De ella surgió un nuevo escenario que, según todos los indicios, se convalidará con algún posible reajuste el 26J.

 

Ficha Técnica: El estudio se basa en una secuencia de sondeos llevados a cabo por Metroscopia entre los días 13 y 26 de mayo de 2016 en las once circunscripciones electorales que a continuación se indica y, en cada una de ellas, sobre una muestra estadísticamente representativa (cuyo tamaño se recoge entre paréntesis): Madrid (800), Barcelona (800), Valencia (600), Sevilla (600), Málaga (600), Granada (600), Almería (400), Badajoz (400), Ciudad Real (400), Albacete (400), y Guadalajara (400). El margen teórico de error es de ±3.5 puntos para Madrid y Barcelona, ±4.1 puntos para Sevilla, Valencia, Málaga y Granada, y de ±5.0 puntos para Almería, Badajoz, Ciudad Real, Albacete y Guadalajara.