Los resultados del sondeo en la Comunidad Valenciana ofrecen un dato novedoso: Ciudadanos ha dejado de ser un partido fundamentalmente urbano para ser ahora no solo un partido más transversal sino el más equilibrado de todos en el mapa electoral valenciano. Para la formación naranja, la diferencia registrada entre el porcentaje más alto y más bajo entre todos los segmentos de población es de 6 puntos porcentuales, la más pequeña en comparación con PSOE (9 puntos porcentuales) y PP (10 puntos porcentuales).