La deriva soberanista de los partidos nacionalistas en Cataluña ha tenido una gran repercusión en la distribución del voto a lo largo del tiempo. Entre 2006 y 2012, el voto nacionalista de CiU fue siempre el mayoritario en comparación con el voto explícitamente independentista de ERC o CUP (en una relación como mínimo de dos a uno). Tras el 27S, el resultado de la coalición Junts pel Sí ha permitido que, por primera vez y de manera drástica, el voto independentista fuera el mayoritario (1.956 mil), quedando solo Unió como el único partido nacionalista no independentista (103 mil).

Nota aclaratoria:
Candidaturas nacionalistas: CiU (2006-2012); Unió (2015)
Candidaturas independentistas: ERC (2006-2012); Reagrupament Independentista (2010); CUP (2012-2015); SI (2010-2012); Junts pel Sí (2015)