El encaje de Cataluña en España fue uno de los principales temas de debate durante la pasada campaña electoral y está siendo una cuestión central en las negociaciones que los diferentes partidos están llevando a cabo de cara al pleno de investidura al que se someterá Pedro Sánchez el próximo 2 de marzo.

Las propuestas planteadas son, de momento, dos. Una aboga por la celebración en Cataluña de un referéndum plenamente legal para que sus ciudadanos digan en las urnas si quieren la independencia o si quieren seguir siendo parte de España. Esta propuesta, hoy por hoy, solo cuenta con el abrumador apoyo de los votantes de Podemos (un 80 % se manifiesta de acuerdo) y, en menor medida, de los votantes de Unidad Popular (57%). La mayoría de los españoles (58 %) se muestra en desacuerdo con la misma, sobre todo los votantes del PP (87 %) y Ciudadanos (76%), pero también los del PSOE (66%).

La otra propuesta es la que plantea un referéndum, en el que votaran todos los españoles, sobre una reforma de la Constitución que aclare y actualice las competencias de las Comunidades Autónomas incluyendo a Cataluña. Este proyecto recibe el respaldo mayoritario del conjunto de la ciudadanía (63%) incluyendo a los votantes de los principales partidos. De hecho, cuenta con un grado de acuerdo superior entre los votantes de Podemos (77%) y de Unidad Popular (77%) que entre los votantes del PSOE (66%). Además, los apoyos de esta propuesta son, también, mayoritarios entre los votantes del PP (54%) y de Ciudadanos (66%).

cat_2

En todo caso, es probable que pudieran surgir disensiones entre los diferentes electorados a la hora de definir en qué consistirían las nuevas competencias de las Comunidades Autónomas pero, de momento, la ciudadanía se muestra más dispuesta a un cambio constitucional en este sentido que a un referéndum sobre la independencia circunscrito a Cataluña. Resulta destacable que un porcentaje prácticamente idéntico de votantes de Podemos esté de acuerdo con cualquiera de las dos propuestas (algo que también sucede entre los votantes de UP).