Tras el crítico punto de inflexión que supuso el año 2014, la recuperación de la confianza ciudadana en las principales instituciones de nuestro país iniciada en 2015 se consolidó a lo largo del año pasado. Así lo ponen de manifiesto los datos de la última entrega del Barómetro de Confianza Ciudadana en las Instituciones elaborado por Metroscopia a finales del 2016. Los datos ya han sido analizados desde una perspectiva comparada con otros países de nuestro entorno, desde el punto de vista de los diferentes electorados y, también, desde una mirada generacional. Ahora es el momento de hacer un análisis temporal para ver cómo han evolucionado las diferentes instituciones desde 2012, año en el que se publicó la primera oleada de este Barómetro.

La confianza ciudadana en todas las instituciones analizadas cayó de manera abrupta en la oleada de 2014 —la tercera de las cinco que se han realizado hasta este momento—. Por un lado, las instituciones que en las dos oleadas precedentes —las llevadas a cabo en 2012 y 2013— ya contaban con porcentajes de confianza por debajo del 50 % empeoraron, ese año, su imagen. Por otro lado, algunas de las instituciones que en los años previos habían obtenido la confianza de más del 50 % de la población caían en 2014 por debajo de ese porcentaje. Y, además, aquellas instituciones que a pesar de todo lograban mantener la confianza de la mayoría de los ciudadanos lo hacían perdiendo, en algunos casos, hasta 20 puntos con respecto a años anteriores. Pero la confianza ciudadana se recuperó en 2015.  Una mejora que se ha mantenido a lo largo de 2016 según los datos de este último Barómetro y que sitúa los porcentajes de aprobación ciudadana en los niveles logrados en las dos primeras oleadas del Barómetro.

Las instituciones analizadas han sido agrupadas en las siguientes ocho áreas —ordenadas de mejor a peor media global de confianza ciudadana—: Educación y Ciencia, Asistencia y Protección Social, Seguridad Pública, Medios de Comunicación, Sistema Jurídico y Administrativo, Sistema Económico y Laboral, Iglesia y Sistema Político.

Media global: es el promedio de los porcentajes de aprobación de las instituciones que componen cada área institucional.

Educación y Ciencia – Esta área ha liderado la clasificación de confianza ciudadana en las cinco oleadas del Barómetro realizadas hasta la fecha. Las tres instituciones que la componen —los investigadores científicos, los profesores de la enseñanza pública y la Universidad— siempre han obtenido porcentajes de aprobación ampliamente mayoritarios, incluso en la oleada crítica de 2014, y así se mantienen. Un dato: el porcentaje de aprobación ciudadana de los investigadores científicos ha alcanzado su mejor dato en esta última oleada de 2016 (95 %).

Asistencia y Protección Social –  Las seis instituciones que componen esta área —los médicos de la Sanidad Pública, las ONG, los movimientos sociales, Cáritas, la Sanidad Pública y los Servicios Sociales municipales— han mantenido tradicionalmente elevados porcentajes de confianza ciudadana. Con una única excepción: la confianza en la sanidad pública cayó 24 puntos entre la oleada de 2013 y la de 2014 hasta situarse en el 9%. Un bache del que se ha recuperado durante 2016 y actualmente el porcentaje de ciudadanos que aprueban el funcionamiento de la Sanidad Pública se sitúa en el 75 % (un porcentajes similar al de las dos primeras oleadas del Barómetro). Un dato: los médicos de la sanidad pública son —junto con los investigadores científicos— quienes ocupan el primer puesto del ranking en esta oleada (95% de aprobación, el mejor dato de toda la serie histórica).

Ni en la oleada de 2012 ni en la de 2015 se preguntó por “los movimientos sociales”.

Seguridad Pública – Las instituciones incluidas en esta área vuelven a lograr, como en las cuatro oleadas precedentes, amplios porcentajes de aprobación ciudadana. Incluso en 2014 las tres instituciones obtuvieron porcentajes mayoritarios de aprobación aunque inferiores a los de años precedentes. En esta última oleada, las tres logran sus mejores datos de confianza ciudadana: 87% en el caso de la Policía, 80% en el de la Guardia Civil y 72% en el de las Fuerzas Armadas.

Medios de Comunicación – Cuando se pregunta acerca de los medios de comunicación, en general, solo un 49 % de los ciudadanos aprueba su funcionamiento (el peor dato de las tres ocasiones anteriores en las que se ha preguntado por ellos). No obstante, esta evaluación de conjunto no deja visualizar diferencias interesantes y persistentes en el tiempo: la Radio e Internet generan una clara mayor confianza (en la última oleada, 82% y 80%, respectivamente, sus mejores datos de toda la serie histórica) que la Prensa y la Televisión (55% y 51%).

En la oleada de 2015 solo se preguntó por “la prensa (los periódicos)”. En 2013 no se incluyó en la lista de Instituciones a “Internet” y en 2012 quedaron fuera “Internet” y “los medios de comunicación (en general)”

Sistema jurídico y administrativo – En 2014 solo dos de las ocho instituciones que engloban esta área obtuvieron la confianza mayoritaria de la ciudadanía (y con un sustancial desgaste con respecto a año anteriores): los Funcionarios y los Abogados. En 2016 ya son seis las instituciones que llegan o superan el 50% de aprobación ciudadana al sumar, a las dos anteriores, el Tribunal de Constitucional (56 %), los inspectores de Hacienda (56 %), el Tribunal Supremo (50 %) y los Tribunales de Justicia (50 %). La confianza en los Jueces y Fiscales se recuperó en la oleada de 2015 pero han vuelto a caer por debajo del 50% (49%y 44%, respectivamente). Funcionarios y Abogados siguen liderando el ranking dentro de este área logrando sus mejores porcentajes de aprobación de toda la serie: 75% y 64%, respectivamente.

En la oleada de 2012 no se incluyó a “los fiscales” y en 2015 no se preguntó ni por “los funcionarios” ni por “los tribunales de Justicia”.

Sistema Económico y Laboral  – En esta área predominan las instituciones con elevados porcentajes de desaprobación ciudadana. De hecho, solo una de las seis instituciones que la componen —las Pequeñas y Medianas empresas (PyMes)— ha logrado históricamente la confianza de la mayoría (y muy amplia) de los ciudadanos. El resto sigue acumulando saldos evaluativos claramente negativos (son más quienes desaprueban su funcionamiento que quienes lo aprueban), aunque mejora sus porcentajes de aprobación con respecto a la oleada crítica de 2014 (acercándolos a los datos de 2012). El peor dato lo vuelven a obtener los Bancos: solo un 15% de la población confía en ellos.

Iglesia – Las tres instituciones que engloban esta área —los curas de las Parroquias, la Iglesia católica y los Obispos— son, junto con las pertenecientes al área económico-laboral y las incluidas en el área política, las que han trasmitido, y siguen transmitiendo, menos confianza a los ciudadanos. Solo en una ocasión, en el año 2013, los curas de las parroquias lograron superar mínimamente el 50% de aprobación (ahora está en el 46%). El resto de los años que comprende el estudio, los porcentajes de desaprobación ciudadana que han recibido las tres instituciones han sido mayoritarios (especialmente en el caso de los Obispos).

Sistema Político – De las instituciones que componen esta área (su número ha variado en cada oleada) solo una ha logrado concitar la confianza de la mayoría de los españoles: la Jefatura del Estado. En 2012 y 2013 esta estaba representada por el rey Juan Carlos I (en ese último año fue en la única ocasión en la que el saldo evaluativo obtuvo un saldo negativo: fueron más los ciudadanos que desaprobaban su funcionamiento que quienes lo aprobaban) y a partir de 2014 por el actual monarca, Felipe VI. El resto de instituciones han concitado históricamente —durante el período de tiempo que abarca este Barómetro— una mayoritaria desconfianza ciudadana. En especial, los partidos políticos y los políticos que, junto a los Bancos y a los Obispos, han solido ocupar los últimos puestos del ranking en todas las oleadas de este Barómetro.

En todo caso, la mayoría de instituciones englobadas en esta área fueron las pocas que, aunque muy levemente, mejoraron en 2014. La explicación se encuentra en la irrupción en la política nacional de Podemos y Ciudadanos que consiguieron, en aquellos momentos, oxigenar la escena política española.

El ítem “el actual presidente del Gobierno” fue incorporado al listado en la oleada de 2016. En 2012, no se incluyeron ni las “Comunidades Autónomas” ni las “instituciones políticas, en general” (esta última tampoco se incluyó en la oleada de2015). Los datos de 2012 y 2013 no corresponden a el rey Felipe VI sino a su padre, el rey Juan Carlos I.

En definitiva, el año 2016 ha sido el de la consolidación de la recuperación de la confianza ciudadana en las instituciones advertida ya en 2015 y tras un año crítico (el 2014) en el que el porcentaje de españoles que aprobaban el funcionamiento de la práctica totalidad de las instituciones y grupos sociales analizados caía abruptamente. Una recuperación que podría estar vinculada, en alguna medida, a la cierta mejora económica percibida por los ciudadanos. Algunos estudios académicos relacionan la situación económica de un país con el mayor o menor grado de confianza que los ciudadanos tienen en sus instituciones. En este sentido, los datos de Metroscopia parecen ir en esa línea: el menor pesimismo económico percibido ahora por la ciudadanía parecería estar contribuyendo, así, a mejorar la confianza de los españoles en sus instituciones con respecto a otras épocas cuando la situación económica era percibida en términos mucho más negativos.

NOTA: La pregunta del cuestionario con la que se establece el grado de confianza ciudadana en cada institución es la siguiente: “En conjunto y en líneas generales, ¿aprueba usted la forma en que las siguientes instituciones o grupos sociales están desempeñando sus funciones?”
FICHA TÉCNICA: Este Informe condensa los datos obtenidos en una secuencia de tres sondeos consecutivos sobre muestras estadísticamente representativas de la población nacional: realizados entre los días 7 y 30 de noviembre de 2016, se han completado 3.500 entrevistas y un margen de error para datos globales de +1.7 puntos La recogida de información y su tratamiento informático han sido llevados a cabo íntegramente por el personal especializado de Metroscopia.