1. EFICACIA DE LAS MEDIDAS DE RAJOY

La efectividad del paquete de medidas y recortes anunciados el pasado 11 de julio por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, divide la opinión de los ciudadanos. Por un lado, un 43% de los ciudadanos cree que gracias a estas medidas recientemente aprobadas dentro de dos años la situación económica de España será mejor que la actual frente a un 41% que, por el contrario, piensa que estará peor.

Por un lado, un 45% cree que la situación económica de España sería ahora mejor si esas mismas medidas las hubiera implementado hace cuatro años el anterior gobierno socialista presidido por Rodríguez Zapatero. Pero al mismo tiempo, un 40% considera que aun así nuestro país estaría ahora más o menos en la misma situación en la que actualmente se encuentra y solo un 7% cree que estaría peor. Es decir, casi la mitad de los españoles piensan que la actual crisis tiene una dinámica propia, ajena a las acciones del gobierno.

Eso sí: las opiniones de los votantes populares y socialistas difieren en ambas cuestiones. Entre los primeros son mayoría quienes piensan que ahora estaríamos mejor si las medidas y recortes se hubieran realizado en la anterior legislatura (75%) y quienes creen que dentro de dos años la situación de nuestro país será mejor que la actual (65%); y entre los segundos, son mayoría quienes piensan que de haber aplicado las medidas hace cuatro años no hubiera modificado sustancialmente la situación actual (49%) y quienes creen que las actuales medidas van a empeorar la situación de España de aquí a dos años (59%).

Aplausos de los diputados del Partido Popular

Metroscopia - Medidas 2

2. APLAUSOS E INSULTOS ENTRE BANCADAS

Cuando las medidas y recortes fueron presentados por Rajoy en el Congreso suscitaron el aplauso unánime de los diputados populares, una actitud reprochable para el 71% de los ciudadanos (incluso para un 43% de los votantes del PP) porque supusieron una falta de sensibilidad y una desconsideración hacia todas las personas a las que afectaban los recortes anunciados. Solamente un 24% de los españoles (y un 50% de los votantes del PP) interpretaron que los aplausos no iban dirigidos a los recortes sino que constituían una forma de apoyar y dar ánimos al presidente del Ejecutivo en momentos difíciles.

Durante la presentación del paquete de medidas y recortes se produjeron, además, algunos rifirrafes entre las diferentes bancadas del Congreso. El que ha tenido mayor trascendencia —probablemente porque fue recogido por las cámaras de televisión— fue el protagonizado por la diputada del PP Andrea Fabra que gritó “¡que se jodan!” en el momento en que se anunciaba una disminución de la prestación para los desempleados, hecho por el que ha sido sancionada con una “amonestación por escrito” por parte de su Grupo Parlamentario. Una amonestación que la mayoría de ciudadanos (76%) —y, también, la mayoría de votantes del PP (59%)—, considera insuficiente porque consideran que se trata de una actitud intolerable en un lugar como el Parlamento y que lo procedente es la renuncia a su escaño.

De hecho, la abrumadora mayoría de españoles opina que si en el transcurso de cualquier debate parlamentario un diputado pronuncia una frase despectiva u ofensiva para algún contrincante político debería pedir formalmente disculpas a la persona ofendida (96%), ser amonestado por el presidente de la sesión (93%), ser sancionado por su propio Grupo político (86%) y para un 60% de los ciudadanos debería, incluso, ser obligado a renunciar a su escaño en el Parlamento (60%).

Metroscopia - Fabra 1

Metroscopia - Fabra 2

3. MANIFESTACIONES Y PROTESTAS DE LOS FUNCIONARIOS

Predominan (44%) los españoles que consideran que las medidas y recortes aprobados hasta ahora por el Gobierno de Mariano Rajoy han afectado a los funcionarios en la misma medida que a otros trabajadores. Un 37% cree, sin embargo, que los empleados del sector público se han visto más afectados por esos recortes que otros trabajadores. Solo un 15% piensa que menos.

En todo caso, la abrumadora mayoría de los ciudadanos (82%) y, también, un elevado porcentaje de votantes del PP (64%), cree que los funcionarios tienen razón en las cosas por las que protestan y que les han llevado a manifestarse diariamente en diferentes ciudades españolas desde el pasado 11 de julio. Unas manifestaciones y protestas que según ocho de cada diez españoles (82%) acabarán extendiéndose a otros colectivos sociales. Es decir, la ciudadanía percibe, de forma masiva, un horizonte inminente de bronca social.

Metroscopia - Funcionarios 1

Metroscopia - Funcionarios 2

El País