La continuidad es la nota dominante en la circunscripción de León en caso de celebrarse nuevas elecciones generales, según el resultado del sondeo elaborado por Metroscopia dentro de la serie ‘Pulso electoral: la cuenta atrás’.

Los cuatro partidos políticos con representación parlamentaria en este momento repetirían el mismo resultado que el 20D: el PP obtendría dos escaños y PSOE, Ciudadanos y Podemos uno cada uno.

Si bien la distribución de diputados no parece susceptible de variar, el apoyo electoral a Ciudadanos estaría, hoy por hoy, en condiciones de arrebatar la segunda posición al PSOE. Los principales elementos a tener en cuenta son:

  • La participación sería dos puntos porcentuales menor que en las pasadas elecciones (72%).
  • El PP volvería a ser la fuerza más votada aunque retrocedería en número de votos: pasaría del 35,6% obtenido el 20D al 31,5% ahora (4 puntos menos). Mantendría, eso sí, la misma distancia de diez puntos porcentuales en relación al PSOE que, con el 21,5% de los votos, casi empataría con Ciudadanos (20,9%). El partido de Albert Rivera ascendería de la cuarta posición a la disputa por la segunda con un incremento cercano a los ocho puntos. Mientras Podemos,  con más de tres puntos menos que el 20D (14,1%), se mantendría en el cuarto lugar.
  • Izquierda Unida experimentaría un aumento de apoyos electorales: obtendría el 8,3% —3,5 puntos más que en diciembre—.
  • Ciudadanos es la formación política con mayor fidelidad de voto (el 83% de quienes dice que la votó el 20D lo harían de nuevo ahora) y la que en mayor medida atrae a los electores que se abstuvieron (23%). El intercambio de potenciales votantes entre C’s y PP se salda, por ahora, con ventaja para los primeros: en León, son más los que abandonarían el azul por el naranja que al revés.

Esta estimación de voto se realiza en base a la hipótesis de que serían exactamente estas candidaturas las que se presentarían si hubiera de nuevo elecciones. No obstante, se podrían barajar, con todas las cautelas, otros escenarios. Uno de ellos sería el que incluyera una coalición entre Podemos e Izquierda Unida, en el supuesto caso de que se retomaran las conversaciones y, finalmente, lograran un acuerdo. Los datos disponibles muestran que el 22% de los futuros votantes de IU y el 5% de los de Podemos (en León) tendrían una predisposición negativa a votarla. Si se asume que el resto de electores, hoy por hoy, votaría esta hipotética coalición y que la participación fuera la misma (72%), el resultado electoral que cabría estimar -en este caso y solo bajo estos supuestos- sería del 19,9%. La coalición se situaría en tercera posición con un escaño y prácticamente empatada en votos con Ciudadanos y PSOE.

En este escenario, la circunscripción de León se asemejaría mucho a un cuatripartidismo del tipo 1+3: un partido destacado con más del 30% de los votos (PP) y tres empatados en torno al 20% (PSOE, C’s y la hipotética coalición Podemos/IU).

León suspende a los principales líderes políticos

Junto con los sondeos realizados en Málaga, Cádiz, Murcia y Toledo, en León también se empieza a apuntar la irrupción de un cierto desencuentro entre la ciudadanía y los líderes políticos. El que se mantenga esta tendencia está por ver aún, pero en este momento existe una generalizada evaluación negativa de los dirigentes por parte de la población.

En la provincia de León, el saldo evaluativo* menos desfavorable es el de Albert Rivera (-4) mientras que el de Pablo Iglesias (-64) es el más desfavorable. Alberto Garzón obtiene el segundo saldo menos negativo (-6) y el Presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, el tercero (-12).

Si Rivera, Garzón y Herrera son el trío con mejor imagen entre los leoneses (aunque sin llegar a obtener un balance positivo), el trío con peor imagen lo encabeza Iglesias (-64) seguido de Pedro Sánchez (-49) y Mariano Rajoy (-46). El descontento del electorado, que se intuye en la evaluación negativa de las principales personalidades políticas, se acentúa sobre todo si se analiza el segmento de población joven. Como ejemplo, entre quienes tienen de 18 a 34 años en León, Rivera registra un saldo de -10, cifra hasta ahora inédita.

Por último, cabe resaltar el dato negativo de Pedro Sánchez entre su propio electorado leonés: son más quienes le desaprueban (47%) que quienes le aprueban (41%) su actuación política (un saldo de -6).

León05

* Diferencia entre el porcentaje que aprueba y desaprueba la actuación política del líder.
Ficha técnica.- Sondeo efectuado mediante entrevistas telefónicas a una muestra de residentes en la provincia de León mayores de 18 años y con derecho a voto en elecciones generales. Se han completado 600 entrevistas, distribuidas de manera proporcional al total de la provincia, con cuotas de sexo, edad y hábitat aplicadas a la unidad última (persona entrevistada). Partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (que es el habitualmente adoptado) y en la hipótesis más desfavorable de máxima indeterminación (p=q=50), el margen de error de los datos referidos al total de la muestra es de ± 4.1 puntos. La recogida de información y el tratamiento de la misma han sido llevados a cabo íntegramente en Metroscopia. Fecha de realización del trabajo de campo: 8 de abril de 2016.