Si se repitieran mañana las elecciones generales en la provincia de Lugo —según el resultado del sondeo elaborado por Metroscopia dentro de la serie ‘Pulso electoral: la cuenta atrás‘—, la distribución de los cuatro escaños en juego en esta circunscripción sería idéntica a la que se produjo el pasado 20 de diciembre: el PP lograría dos diputados y el PSOE y la coalición de Podemos-En Marea-ANOVA-EU, uno cada uno. Ahora bien, frente a esta aparente invariabilidad, los resultados del sondeo, con una participación prevista en torno al 70% (menor que en diciembre, 71,8%), arrojan algunos cambios significativos.

La coalición de Podemos-En Marea-Anova-EU lograría, en estos momentos, superar al PSOE en porcentaje de voto. Los socialistas perderían 4.5 puntos y del 24% logrado en diciembre ahora tendrían el 19.5%. En cambio, la coalición de izquierdas pasaría del 19.3% al 22.6%: 3.3 puntos más que su resultado actual. Hay que tener en consideración que el PSOE, hoy por hoy, cuenta con una menor fidelidad de voto: solo el 60% de quienes le votaron el pasado 20D dice que repetiría ahora su voto. Y también que uno de cada cuatro (23%) se declara infiel y manifiesta ahora su intención de votar por otra opción política: el 11% se inclinaría por En Marea, el 6% por Ciudadanos y el 5% por el PP.

La coalición Podemos-En Marea-Anova-EU mantiene una elevada fidelidad de voto (81%) y es la formación política que lograría atraer a mayor número de electores de otras opciones políticas (sobre todo de anteriores votantes socialistas y abstencionistas). En todo caso, solo el 55% de sus potenciales votantes —de aquellos que ahora manifiestan su intención de votar a esta coalición— dice que, con total seguridad, votará por esta Coalición. Un dato que hace no descartar un resultado final algo inferior al ahora se ha estimado (sin que esto pueda afectar, en todo caso, al escaño que posee actualmente).

El PP, por su parte, es el partido que cuenta con una mayor fidelidad de voto —el 85% de quienes le votaron el 20D lo volverían a hacer ahora— y, al mismo tiempo, es el que tiene a sus potenciales votantes más movilizados —el 70% de quienes manifiestan ahora su intención de votar al PP dicen que con total seguridad acudirán a la cita con las urnas—. Así los populares mantendrían, prácticamente, el mismo resultado de hace cuatro meses: pasarían del 42.5% de los votos válidos que actualmente tienen al 42.8%.

Ciudadanos también incrementaría su actual porcentaje de voto —del 7.6% pasaría al 9.7%— pero se quedaría todavía muy lejos de lograr representación por esta circunscripción.

El único dirigente con saldo positivo en Lugo: Alberto Nuñez Feijóo

Lugo01

De manera similar a los que ocurre en Ourense, los electores de Lugo solo conceden un saldo evaluativo* favorable —entre todos los líderes nacionales y regionales— a Alberto Nuñez Feijóo (+5). El 52% aprueba su actuación política frente al 47% que la desaprueba. Este balance no impide que el electorado joven (18 a 34 años) evalúe negativamente al dirigente gallego (-24).

El actual Presidente de la Xunta logra un considerable saldo positivo (+42) entre los votantes de Ciudadanos, semejante al que consigue entre los del PP (+52). Esto le presenta como un líder transversal entre el electorado de centro derecha. Por su parte, la líder de Podemos-EnMarea, Alexandra Fernández, no es conocida por la mayoría de la ciudadanía lucense (apenas alcanza un nivel de conocimiento del 25%), lo que condiciona la evaluación de su actuación política (-21).

El electorado de Lugo, en mayor medida que el de Ourense, suspende a todos los líderes nacionales: del -64 de Pablo Iglesias al -50 de Pedro Sánchez, pasando por el -39 de Mariano Rajoy. Es también desfavorable la evaluación a Alberto Garzón (-13) y la de Albert Rivera (-12). Esta desaprobación generalizada se ve confirmada e incrementada entre los jóvenes, ya que en este colectivo ninguno, ni siquiera Nuñez Feijóo (-24), consigue un saldo positivo. El propio Albert Rivera sufre en el segmento joven de Lugo una bajada generalizada hasta el -36. Por su parte, Garzón es el mejor situado (-7).

La crítica evaluación de los líderes advertida en los sondeos que se han llevado a cabo en las circunscripciones gallegas es, sin duda, un indicio del clima de decepción que empieza a instalarse en la ciudadanía y, a la vez, un aviso a las dificultades para movilizar a los electores en la futura confrontación electoral del 26 de junio.

 

* Diferencia entre el porcentaje que aprueba y desaprueba la actuación política del líder.

 

Ficha técnica.- Sondeo efectuado mediante entrevistas telefónicas a una muestra de residentes en la provincia de Lugo mayores de 18 años y con derecho a voto en elecciones generales. Se han completado 400 entrevistas, distribuidas de manera proporcional al total de la provincia, con cuotas de sexo, edad y hábitat aplicadas a la unidad última (persona entrevistada). Partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (que es el habitualmente adoptado) y en la hipótesis más desfavorable de máxima indeterminación (p=q=50), el margen de error de los datos referidos al total de la muestra es de ± 5.0 puntos. La recogida de información y el tratamiento de la misma han sido llevados a cabo íntegramente en Metroscopia. Fecha de realización del trabajo de campo: del 19 al 20 de abril de 2016