El resultado electoral en la provincia de Málaga, en el caso de una repetición de las elecciones generales, estaría caracterizado, hoy por hoy, por la continuidad según el sondeo realizado en el marco de la serie de sondeos ‘Pulso electoral: la cuenta atrás’ que se están realizando.

El PP volvería a ser el partido más votado: con el 27,9% de los votos (1,1 puntos menos que su resultado del pasado 20 de diciembre) conservaría los cuatro diputados logrados hace casi cuatro meses. Los populares mantienen actualmente la fidelidad de tres de cada cuatro de sus votantes (74%) y aunque sufren una importante fuga de votos hacia Ciudadanos (13%) la compensan, en parte, con los votos que lograrían atraer desde la abstención (el 18% de quienes se abstuvieron en las elecciones de 2015 manifiestan ahora su intención de votar al PP).

El PSOE vería, también, descender sus apoyos electorales pero permanecería como segunda fuerza política: con un 25% (1,9 puntos menos que en diciembre) conseguiría, de nuevo, tres diputados. Los socialistas cuentan actualmente con la fidelidad de voto más elevada de todos los partidos: 84%.

Ciudadanos lograría romper el empate con Podemos del pasado 20D y con el 19,5% de los votos (2,4 puntos más) pasaría a ser la tercera fuerza política de la provincia. El partido naranja logra una elevada fidelidad de voto (80%) al tiempo que consigue atraer a votantes de otras formaciones políticas (fundamentalmente del PP). En todo caso, Ciudadanos mantendría sus actuales dos diputados.

malaga_5

El mayor trasvase de votos se produciría entre Podemos y Unidad Popular. El partido de Pablo Iglesias logró en los pasados comicios, dos diputados con el 17,1% de los votos mientras que UP con el 6,8% se quedó sin representación en el Congreso. De repetirse ahora las elecciones, Podemos perdería 4,2 puntos y un diputado, un desgaste que sería capitalizado por la formación que lidera Alberto Garzón que conseguiría un 9,7% de los votos y un diputado. Podemos es, hoy por hoy, el partido que cuenta con una menor fidelidad de voto: 61%. Uno de cada cinco votantes de la formación morada (19%) muestra ahora su intención de votar a UP. Así las cosas, en el caso de una repetición de las elecciones los espacios ideológicos en la provincia de Málaga quedarían más igualados. Tras el 20D, la suma de los porcentajes de voto logrados por PSOE, Podemos y UP suponía el 50,8% frente al 46,1% que sumaban PP y Ciudadanos. Ahora, esos porcentajes serían, respectivamente de 47,6% frente a 47,4%.

Si finalmente se produjera una mayor movilización (en torno al 73%) se producirían unas ligeras variaciones pero suficientes para modificar el reparto de escaños: en este caso, el PP perdería uno de sus actuales cuatro diputados que pasaría a manos de Ciudadanos produciéndose un triple empate (en número de escaños) entre PP, PSOE y el partido de Albert Rivera (Podemos y UP seguirían obteniendo uno diputado cada uno).

Todos los líderes andaluces suspenden en Málaga

En la provincia de Málaga, todos los líderes regionales andaluces suspenden y, además, son poco conocidos —a excepción de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz—. Antonio Maillo obtiene el saldo evaluativo negativo más bajo (-18) y Teresa Rodríguez el más alto (-38), pero ninguno de los dos llega a un conocimiento del 60% del electorado malagueño.

Susana Díaz es conocida por casi toda la población (98%) y recibe una evaluación de -24, la misma que Juan Marín —aunque al líder de Ciudadanos apenas le conocen cuatro de cada diez malagueños—. El líder de la oposición, Juan Manuel Moreno, no llega a un conocimiento del 60% y registra el segundo peor saldo evaluativo (-35).

malaga_3

Entre los líderes nacionales solo Rivera y Garzón aprueban en Málaga

Entre los líderes nacionales, solo Albert Rivera (+16) y Alberto Garzón (+1) arrojan un saldo evaluativo favorable en el conjunto del electorado malagueño. El resto registra un resultado negativo de su actuación política: -34 Pedro Sánchez, -48 Mariano Rajoy y el destacado -62 de Pablo Iglesias. Parece que la negativa evaluación de Iglesias se traslada a la marca Podemos. En sentido contrario la positiva evaluación de Alberto Garzón se traduce en un incremento notable del peso electoral de la marca Izquierda Unida.

malaga_1

El fenómeno se observa de manera más acusada entre la población joven (18-34 años): de todos los líderes nacionales solo Garzón obtiene un saldo evaluativo favorable (+8). Iglesias, que tradicionalmente obtiene sus mejor nota entre este segmento poblacional, se sitúa en el -46. Rivera se queda en el -12.

malaga_2

 

Ficha técnica.- Sondeo efectuado mediante entrevistas telefónicas a una muestra de residentes en la provincia de Málaga mayores de 18 años y con derecho a voto en elecciones generales. Se han completado 600 entrevistas, distribuidas de manera proporcional al total de la provincia, con cuotas de sexo, edad y hábitat aplicadas a la unidad última (persona entrevistada). Partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple, para un nivel de confianza del 95.5% (que es el habitualmente adoptado) y en la hipótesis más desfavorable de máxima indeterminación (p=q=50), el margen de error de los datos referidos al total de la muestra es de ± 4.1 puntos. La recogida de información y el tratamiento de la misma han sido llevados a cabo íntegramente en Metroscopia. Fecha de realización del trabajo de campo: 4 de abril de 2016.