Los españoles coinciden en añorar, por encima de sus diferencias ideológicas o de edad, al líder que primero pilotó la actual democracia. Un llamativo 35% indica que, si fuera posible, preferirían que Adolfo Suárez fuese el actual presidente del Gobierno. Un 17% se inclina por Felipe González, un 13% por Rodríguez Zapatero, un 10% lo hace por Rajoy y un escueto 8% por Aznar (cuadro 6): tras Suárez, los dos expresidentes socialistas son los preferidos, por encima de los dos populares.

Los presidentes aparecen ordenados de mayor a menor porcentaje de preferencia ciudadana; en las entrevistas fueron mencionados de forma rotatoria. Las personas entrevistadas sólo podían mencionar un nombre.
* Respuesta espontánea; esta alternativa no se ofrecía en la entrevista.
La diferencia hasta 100 en la suma vertical de porcentajes corresponde a NS/NC.

Nótese que la pregunta se formulaba de forma excluyente: sólo podía mencionarse a uno de los cinco presidentes sugeridos. Ello atribuye una significación aún mayor al claro predominio de Suárez, que es el más citado entre los votantes de Ciudadanos (46%), de Podemos (29%), y hasta del mismo PP (39%, frente al 32% que opta por Rajoy). Tan solo entre los votantes del PSOE, Suárez queda en segundo lugar (25%), igualado casi con Rodríguez Zapatero (24%), superados ambos por González (36%). Cabe destacar que entre los votantes de Podemos el porcentaje relativamente más elevado (31%) corresponde a “ninguno de ellos”: cabe pensar que esta cifra pueda relacionarse con la proporción que realmente, dentro de ese electorado, pone en cuestión el actual sistema político, es decir, el “régimen de la transición”.

Esta transversalidad de la preferencia por Adolfo Suárez resulta aún más clara en perspectiva generacional: es el presidente que, para el momento actual, preferiría un porcentaje más elevado en todos los grupos de edad (26% entre los más jóvenes —superando en 8 puntos a Rodríguez Zapatero—, 36% entre los de 35-54 años, 37% entre los de 55-64 años, y 38% entre los mayores de 65 años).

En el imaginario colectivo (ampliamente compartido por todos los grupos de edad y con independencia de orientaciones ideológicas), la figura de Suárez viene a simbolizar el espíritu de pacto, negociación y concertación que se asocia con la Transición. Estos datos confirman el extendido anhelo ciudadano de contar ahora con políticos susceptibles de ser bien considerados no sólo por sus propios votantes, sino también por fracciones sustanciales de los votantes ajenos.

En el momento actual (y con la única excepción de Rivera, que es aprobado por el 66% de los votantes del PP y por el 47% de los del PSOE) los otros dos principales líderes (Rajoy e Iglesias) prácticamente son solo bien considerados por sus propios votantes. La actual articulación de las afinidades políticas en compartimentos esencialmente estancos no contribuye, precisamente, a propiciar en la vida pública el estilo de debate y discusión que, desde el mutuo respeto, derive hacia un clima de básica concordia.

 

FICHA TÉCNICA.- Los datos de este Clima Social de abril 2017 proceden de una secuencia de sondeos efectuados por Metroscopia : uno en Cataluña (1.200 entrevistas), entre el 10 y 16 de marzo, y dos en el conjunto de España, entre el 30 de marzo y el 3 de abril y entre el 4 y el 6 de abril (el primero, con 2.356 entrevistas a mayores de 18 años a través de llamadas a teléfonos móviles seleccionados de forma aleatoria a partir de un generador automático de números telefónicos, calibrándose posteriormente los datos a partir de una ponderación múltiple por sexo, edad, hábitat y Comunidad Autónoma, con lo que los datos obtenidos equivalen a los de una muestra efectiva de 1.566 entrevistas; y el segundo con 1.600 entrevistas mediante entrevistas a teléfonos fijos). El margen de error para datos globales es de +/- 2.9 puntos en el caso del sondeo de Cataluña, de +/-2.5 puntos en el primer sondeo referido al conjunto de España, y de +/- 2.5 puntos en el segundo. En los tres casos, la recogida de información y su tratamiento han sido llevados a cabo íntegramente por el personal especializado de Metroscopia.